10 de febrero de 2020 14:59

Presidente de Malí reconoce que existen contactos con los yihadistas

El presidente maliense señaló que esta iniciativa no es algo repentino, sino que forma parte de las “recomendaciones” fruto de un reciente diálogo nacional.

El presidente maliense señaló que esta iniciativa no es algo repentino, sino que forma parte de las “recomendaciones” fruto de un reciente diálogo nacional. Foto: Facebook / Ibrahim Boubacar KÉÏTA

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El presidente maliense, Ibrahim Boubacar Keita, reconoció el lunes 10 de febrero de 2020 por primera vez la existencia de contactos con los grupos yihadistas y los justificó por la necesidad de encontrar una salida a la crisis tras ocho años de guerra.

Añadió en cambio que aún espera una respuesta de los yihadistas al proceso de acercamiento emprendido por uno de sus representantes.

“El número actual de muertos en el Sahel es exponencial y creo que es hora de que se exploren algunas vías”, declaró Keita en una entrevista con la cadena y radio francesas France 24 y Radio France International (RFI).

Esta declaración rompe con la actitud de los más altos dirigentes malienses, que hasta ahora habían rechazado oficialmente este diálogo.

A finales de enero, el alto representante del presidente para el centro de Malí y expresidente, Dioncounda Traoré, indicó que había “enviado personalmente emisarios a (Amadou) Koufa y Iyad (ag Ghali)”, los dos principales dirigentes yihadistas del país.

“Estamos preparados para tender puentes para dialogar con todo el mundo (...) En algún momento, hay que sentarse alrededor de una mesa y discutir”, declaró.

Dioncounda Traoré “está en una misión para mí” y “tiene el deber de escuchar a todo el mundo”, dijo el presidente Keita. Su misión consiste en determinar si en el entorno de los jefes yihadistas hay algunos que pueden ser “sensibles a un discurso de razón”, añadió.

Combatir los grupos yihadistas y dialogar con ellos “no es contradictorio”, subrayó.

El centro de Malí, así como los vecinos Burkina y Níger, fueron escenario en los últimos meses de una sucesión de ataques yihadistas contra soldados y civiles, sin que las fuerzas nacionales y extranjeras presentes en la región pudieran frenarlos.

El grupo de reflexión International Crisis Group (ICG) recomendó en mayo de 2019 establecer un diálogo con los radicales y sus partidarios, abogando por “un cambio de rumbo” que combine presión militar, diálogo y desarme para sentar a los jefes yihadistas en la mesa de negociaciones.

El presidente maliense señaló que esta iniciativa no es algo repentino, sino que forma parte de las “recomendaciones” fruto de un reciente diálogo nacional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)