22 de August de 2009 00:00

El presidente Correa descansa en La Habana

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Política
 politica@elcomercio.com

Desde que inició su primer período, en enero de 2007,  Rafael Correa nunca se había ausentado tanto tiempo de sus labores presidenciales. Incluso, con sus  enlaces sabatinos, el Primer Mandatario aparece  con mayor frecuencia en público  .

Sus  colaboradores siempre han resaltado la capacidad de trabajo del Jefe de Estado, incluso han dicho que a veces se excede.  Por ello es nuevo  que desde la semana anterior haya tomado algunos días para sus actividades personales.

La decisión del Mandatario tiene que ver con la promesa que  hizo a su familia el  10 de agosto. “Sé que estos años han sido   duros para ustedes, y no tengo derecho a hacer eso (...), sé  que  he estado prácticamente ausente. Las cosas van a cambiar, sé que el pueblo   lo entenderá”.

Sin embargo, la  preocupación es   por su  estado de  salud, pues la  semana anterior estuvo bajo  observación   para descartar  un posible contagio de gripe AH1N1, luego de que su Jefe de Seguridad y el Ministro Coordinador de la Política  la contrajeron.
   
Entre el domingo y  martes, la agenda del Presidente solo incluyó  actividades personales. El miércoles  retornó a su despacho, pero no realizó mayores desplazamientos, hasta el jueves, cuando anunció su viaje a Cuba para un chequeo médico.
  
Se conoce que hará rehabilitación de su rodilla, aunque no se saben  detalles al respecto.

Para la psicóloga Elizabeth Montenegro, es importante que el Presidente, como cualquier otra persona, cambie de actividades y descanse, sobre todo si vive bajo   presión. “Esa tensión hace que el rendimiento baje”.

Añade que  bajo esas condiciones podría saturarse y eso afectaría  a   sus relaciones personales. “Ahora   analizará cuántos momentos importantes ha perdido y si no toma cartas en el asunto su relación matrimonial y  con sus hijos se puede ver afectada”.

Desde la noche del jueves, Correa está en la isla caribeña, a la que arribó en un vuelo comercial con su esposa Anne Malherbe. El embajador de Ecuador en La Habana, Universi Zambrano, dijo que la estancia del Mandatario es privada y “únicamente para tomar un descanso”.

Aunque Montenegro señala que  las tensiones    se traducen en dolores  físicos, el fisioterapeuta Marcelo Baldeón explica que la
molestia en la rodilla  no se debería a eso. “El estrés no  causa  un problema  mecánico. Lo que sí pueden darse son contracciones musculares, como dolores en el cuello, de los que el  Presidente sí sufría, según conozco”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)