28 de enero de 2021 00:00

La presencia de más policías en Guayaquil no frenó la violencia

Agentes de la Policía Nacional recogieron indicios en el lugar del asesinato. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Agentes de la Policía Nacional recogieron indicios en el lugar del asesinato. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 12
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Fernando Medina
Redactor (I)

El ataque ocurrió un poco antes de las 08:00. Personas que se movilizaban en un vehículo por la avenida Galo Cubillo, en Guayaquil, interceptaron el auto del presentador de televisión Efraín Ruales y lo atacaron con armas de fuego. Cuatro proyectiles de bala impactaron su cuerpo.

Los videos difundidos tras el hecho muestran que los presuntos responsables persiguieron al vehículo tipo jeep en el que se movilizaba el joven y terminaron con su vida.

Equipos de emergencias, que arribaron al lugar confirmaron el deceso. Luego se dijo que las balas provocaron heridas en la parte izquierda del abdomen. El jefe local de la Policía, César Zapata, descartó que se haya tratado de un intento de robo, pues todas las pertenencias de la víctima estaban en su automotor. El caso se indaga como sicariato.

Con este crimen, entre el 1 y el 27 de enero de este 2021, en el Puerto Principal se han reportado 28 muertes violentas.

Estadísticas levantadas por el Ministerio de Gobierno indican que en enero del 2020 también hubo 28 homicidios.

Los últimos actos violentos se han reportado en medio de una medida que el Gobierno adoptó al cierre del 2020.

A inicios de diciembre, 500 agentes fueron trasladados a esa ciudad, ante la ola de ataques mortales. En ese entonces se indicó que los uniformados realizarían labores de Inteligencia y operativos para desarticular redes delictivas.

Además, se conformó una mesa de seguridad con autoridades municipales, fiscales y judiciales, para ejecutar acciones y reducir la criminalidad.

La Policía dispuso que dos altos oficiales, con rango de generales, dirijan acciones de prevención e investigación.

Agentes de la Dinased llegaron al lugar del crimen y cercaron la zona para investigar el asesinato del presentador Efraín Ruales. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Hace siete días, un hombre fue asesinado en el portal de su vivienda, en el sur de Guayaquil. Un sospechoso le disparó cinco veces. Uno de los proyectiles alcanzó la cabeza de una niña de apenas 1 año de edad, quien también falleció.

El 11 de enero, otro hombre falleció en una balacera. El hecho se registró en el Guasmo Norte. Los armados se movían en un vehículo.

Lo mismo ocurrió tres días antes de ese ataque. Desconocidos a bordo de una camioneta acribillaron a un joven en la Garzota 2, un barrio del norte de la ciudad.

Esta semana, las autoridades decidió intervenir otras zonas del Guayas, como Naranjal, Balao, Milagro, Daule, Balzar y El Empalme. En esos sitios se han registrado muertes.

El Ministerio de Gobierno exhortó a los alcaldes a que conformen mesas técnicas, que permitan definir el contingente que necesitan para los operativos de control.

Apenas iniciado el año, en Naranjal fueron acribilladas dos personas. Un hombre disparó 14 veces contra dos personas que estaban en su casa.

En Daule, en cambio, sospechosos mataron a un hombre que trabajaba en una vivienda. Testigos intentaron reanimarlo, pero no lo lograron.

Ayer, 27 de enero del 2021, amigos y seguidores de Ruales pidieron detener la violencia. La Fiscalía anunció que iniciaron una investigación de oficio sobre el caso del presentador. La entidad indicó que él no había sido convocado para ninguna diligencia. Esta ­aclaración la hizo, porque trascendió que ayer debía rendir su versión sobre las presuntas irregularidades en la venta de insumos médicos en hospitales públicos.

Un grupo de personas respaldó a la familia Ruales y pidió que se aclarara el crimen. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Un grupo de personas respaldó a la familia Ruales y pidió que se aclarara el crimen. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

La Policía también descartó que lo ocurrido la mañana de ayer tenga alguna relación con el asesinato de un empleado de limpieza del Hospital Teodoro Maldonado Carbo, reportado la semana pasada.

Agentes indagan las amenazas que la víctima recibió el año pasado. En junio, él dijo haber recibido advertencias.

“Hubiera querido hoy subir un video cómico que los haga reír, pero el día se empañó con una falsa, perversa y malévola noticia. Lo curioso es que aparece días después de que recibo una llamada diciéndome que tenga cuidado con los mensajes que enviaba los domingos, refiriéndome a la corrupción”, señaló Ruales.

El ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño, se trasladó ayer desde Quito hasta el Puerto Principal y dijo que coordinará las investigaciones. El funcionario recibió la orden del presidente Lenín Moreno para que las diligencias del caso se realicen con agilidad.

El Jefe de Estado, a través de la cuenta Twitter, indicó que dio “instrucciones para que el proceso de investigación se dé con la mayor celeridad y que no se escatimen esfuerzos para aclarar el despreciable crimen de Efraín Ruales”.

Por la tarde se conoció que parte de la cúpula policial mantuvo una reunión en Guayaquil para analizar los hechos violentos que registra la ciudad.

Un grupo de seguidores del presentador de televisión también se acercó al lugar de los sucesos con una pancarta en la que colocaron fotografías del hoy fallecido. Ellos se solidarizaron con los parientes y pidieron a las autoridades que se encuentre a los responsables de lo ocurrido en la avenida Galo Cubillo.

En contexto


En 2020, 500 policías reforzaron la seguridad en Guayaquil. Actualmente, más de 8 000 agentes trabajan en esa ciudad, en investigación y operativos antidelictivos. El Guasmo Sur, Esteros y Durán son los sitios donde más conflictos se presentan.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)