17 de septiembre de 2019 00:00

Precio del camarón cayó en El Oro tras la alerta en China

En la vía Balosa, en Machala, se realizan controles en las piscinas camaroneras de la empresa Mariluna.

En la vía Balosa, en Machala, se realizan controles en las piscinas camaroneras de la empresa Mariluna. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 6
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 3
Redacción Guayaquil
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El bloqueo que emprendió China impacta a los productores en El Oro. La suspensión temporal a cinco empresas exportadoras de camarón se siente en la inestabilidad de precios y genera incertidumbre.

Esta provincia aporta el 35% del producto de exportación y agrupa a más de 1 200 camaroneros. Ayer amanecieron con la buena noticia de que las autoridades chinas levantaron la sanción temporal a la empresa Omarsa. Ecuador demostró que no existen registros en el país de la presencia del virus, cabeza amarilla, por lo tanto, era un ‘falso positivo’.

Mientras tanto, se mantiene la suspensión para las otras firmas. Pero los contenedores, en tránsito o en viaje, podrán arribar a un puerto chino y se harán pruebas aleatorias. Estas empresas fueron suspendidas temporalmente cuando se detectó el virus de la mancha blanca en algunos lotes.

Según los productores, la medida ha generado una caída promedio de USD 0,40 en el precio del kilo del camarón, a pesar de que la producción cumple con todos protocolos para lograr la trazabilidad e inocuidad que exigen las plantas procesadoras, que generalmente son las exportadoras.

A lo largo de la vía Balosa, entre Machala y Santa Rosa, se observan las extensas plantaciones bananeras y las piscinas de camarón al filo de la carretera. Una de ellas es Mariluna, de Carlos Reyes, con 360 hectáreas. Las actividades comienzan a las 06:00, cuando la cuadrilla de jornaleros recorre en canoa las 15 piscinas.

Exportaciones de camarón a China


Darío Suárez es el encargado de dirigir las labores. El hombre cuenta que los lunes, por lo general, reciben a los técnicos de una empresa de balanceado que realiza las inspecciones en las piscinas. Uno de los obreros lanza la atarraya y toma una muestra -unos 100 camarones- para pesar el crustáceo. La muestra se coloca en una gaveta plástica para que el técnico revise el peso, la coloración adecuada y que no tenga exceso de parásitos.

En la inspección se toman en cuenta ciertos detalles como la firmeza en el cuerpo del animal, el color grisáceo y el peso.

El camarón debe crecer al menos 1 gramo por semana, si no es así se debe cambiar la tabla de alimentación o llevar a revisión a laboratorio para detectar cualquier anomalía en la curva de crecimiento. Este es el primer filtro por el que pasa el animal antes de ser pescado y, posteriormente, vendido.

Segundo Calderón, presidente de la Cámara de Productores de Camarón de El Oro (Cpceo), dijo que este es el protocolo de rutina en las fincas y, por lo general, en esta fase se detecta cualquier anomalía. La mancha blanca es fácil de identificar porque la cabeza y el cuerpo se llena de puntos blancos y provoca que el animal se ponga gris oscuro, explicó. “Es algo visual, a breves rasgos se detectan enfermedades o bajo peso, de ser necesario, se envía a los laboratorios o, en su defecto, se cura al animal”, afirmó.

La suspensión temporal a las exportadoras que venden a China se notificó el pasado 9 de septiembre, tras la alerta sanitaria por parte de la Administración General de la Aduana de China. Para Calderón, desde esa fecha, los precios han empezado a bajar. En estos días, los productores están negociando la venta del camarón para la cosecha que se realizará del 22 al 27 de septiembre.

El productor Vinicio Carpio explicó que hace dos semanas la talla 40/50 (colas por kilo) estaba en USD 4,80 y bajó a USD 4,30 y la talla 50/60 de 4,45 cayó a 3,90. Pero cree que no hay justificación para eso. Las negociaciones para la compra del producto no se han detenido durante estas dos semanas.
China es el principal comprador del camarón ecuatoriano, con el 48%. El ministro de Comercio Exterior, Iván Ontaneda, confirmó ayer el levantamiento de la sanción a una empresa.

Las negociaciones para destrabar las exportaciones de las otras cuatro empresas se mantienen. Ecuador propuso a las autoridades chinas que visitaran las plantas de procesamiento y zonas camaroneras para que verifiquen los controles de inocuidad y de bioseguridad que se cumplen en cada uno de los procesos de la actividad y en toda la cadena.

José Antonio Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA), reiteró que a las empresas que se les detecte una enfermedad serán suspendidas y el producto, devuelto y quedará a riesgo del exportador de enviar el producto. La Aduana China impuso restricciones a todas las importaciones de diferentes países para evitar la afectación de su producción local.

Los productores orenses solicitaron que se detalle de qué finca y zonas son las cargas que están con la alerta de mancha blanca. Esto a fin de implementar controles más minuciosos en el primer filtro de la cadena.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)