Guillermo Lasso decretó levantar el toque de queda e…
80% de niños atendidos en la Universidad Central dur…
Producción petrolera llegará al 90% en ocho días
Precios de los productos en mercados de Quito dismin…
Tribunal del Guayas fijó nueva fecha para analizar l…
Luis Agusto salió de la Cárcel 4 de Quito
Paro nacional dejó de manera preliminar pérdidas eco…
Los efectos del alto riesgo país de Ecuador complica…

Termina almuerzo entre jueces de la Corte IDH y el Presidente, no se habló sobre demanda Sarayaku

El presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Diego García Sayán, se reúne con el gobernante ecuatoriano, Rafael Correa, en el Palacio de Carondelet. Foto: EFE

El presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Diego García Sayán, se reúne con el gobernante ecuatoriano, Rafael Correa, en el Palacio de Carondelet. Foto: EFE

A las 16: 00 terminó el almuerzo que ofreció el presidente Rafael Correa a la delegación de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, que vino al país para hacer una verificación in situ de la demanda por explotación petrolera que sigue el pueblo Sarayacu al Estado ecuatoriano.

A la salida de la reunión, Diego García Sayán, director de la Corte IDH, dijo que ha sido una reunión protocolaria en la que no se habló sobre los casos en curso en la Corte, pues hubo una gran prudencia. «No es un almuerzo para hacer negociaciones ni coordinaciones de fondo».

En la reunión estuvieron presentes los siete jueces de la Corte IDH, y altos funcionarios como el procurador del Ecuador Diego García, el canciller, Ricardo Patiño, y el ministro de recursos no renovables, Wilson Pastor.

El Procurador García dijo que en el caso Sarayacu existe una clara intervención de ONG en la defensa del caso y lo que plantea es diferenciar entre los intereses de la población y los de las ONG. Pero el tema central gira alrededor de los reclamos de este pueblo por la explotación.

Por su parte, el Canciller, Ricardo Patiño, dijo que fue una invitación que hizo el Presidente y que ha sido una oportunidad para conversar y ratificar nuestra adhesión al sistema Interamericano de Derechos Humanos, el respeto a las resoluciones de la Corte y también las discrepancias con la Comisión Interamericana de DD.HH, aunque eso, según Patiño, no se lo dijeron.

Dijo que como Gobierno esperan la decisión que tome la Corte IDH de manera autónomo sobre el tema de Sarayacu. Como dijo el Presidente, si se han cometido errores serán reconocidos.