Pico y placa en Quito: Restricciones para este marte…
Quito hace frente al trabajo infantil
Quito se materializa en recuerdos y vivencias
Luis Cola forjó su carácter en el centro quiteño
Christian Terán Nolivos es chulla y youtuber a la vez
Murió Kirstie Alley, actriz de 'Cheers', a causa del cáncer
Asamblea posesiona a Gina Aguilar como suplente para…
El concierto de Anuel AA en Quito será el 6 de diciembre

Suecia, otro destino para buscar el asilo

El peregrinaje de los cuatro ex veedores ciudadanos en busca de protección por parte de una nación extranjera continúa. La mañana de ayer Gerardo Portillo y José Quishpe visitaron el Consulado de Suecia con un pedido de audiencia.

Su objetivo es que el país europeo les permita explicar lo que ellos consideran una persecución política del Gobierno en su contra. La razón: haber dicho que el presidente Rafael Correa conocía los millonarios contratos de su hermano, Fabricio, con el Estado.

Hasta el momento ellos han visitado 15 delegaciones diplomáticas. Pero solamente recibieron respuesta de cuatro. En el caso de Panamá y Costa Rica la respuesta fue negativa. Pero Pablo Chambers, ex presidente de la Veeduría, aseguró que dos naciones europeas les permitirían “refugiarse”, cuando lo consideren necesario.

Los veedores prefieren mantener en reserva el nombre de los países para evitar un posible hostigamiento por parte del canciller Ricardo Patiño hacia los delegados diplomáticos de esas naciones. Pues denunciaron que en la anterior ocasión que utilizaron este recurso el Gobierno hizo un ‘tour diplomático’ para convencer a los delegados diplomáticos que ellos habían cometido un delito.

En este caso tocaron las puertas del Gobierno sueco como una forma simbólica de protesta. El motivo es que Julián Assange está impedido de ser juzgado en ese país por presuntos delitos sexuales. Esto porque el gobierno del presidente Rafael Correa le otorgó el asilo a Assange quien permanece en la Embajada ecuatoriana en Londres.

“El Gobierno tiene una doble moral”, dice Chambers para quien resulta “irónico” que ellos deban buscar protección un una nación extranjera. Critica que mientras Correa le otorga el asilo al ‘hacker’ australiana obliga a que cuatro ecuatorianos toquen las puertas de otros gobiernos. “El Presidente no cumplió su labor de proteger a sus conciudadanos a los que le dieron el voto”.

Portillo dijo que Suecia todavía no les ha respondido si dará o no la audiencia. En el caso de que su respuesta sea positiva ellos le expondrán al cuerpo diplomático las razones que sustentan su miedo de que por haber criticado al Presidente, tengan que ir a la cárcel. “Perseguidos por decir la verdad”, dijo.