Aumentan los casos de variante Delta en Cuenca y en Azogues
Roque Sevilla: ‘Habrá un crecimiento en el turismo p…
El conflicto legal por la Alcaldía de Quito tiene ci…
El coronavirus limitó el acceso a la salud sexual y …
Hernán Orbea: ‘Hay el pretexto de no entender los esfuerzos’
Reunión con el FMI, para ajustar metas y definir desembolsos
El 50% de proyectos de ley tiene impacto en el presupuesto
Más cajeros son atacados; se rastrea a bandas extranjeras

Siete sectores del Azuay marchan en contra del Areteo

En Victoria del Portete, sur de Cuenca.    En  Azuay    127 000 cabezas de ganado  tienen los aretes, eso  representa el 84% del total. Los  técnicos del Ministerio    entregan el arete y recogen la información.

En Victoria del Portete, sur de Cuenca. En Azuay 127 000 cabezas de ganado tienen los aretes, eso representa el 84% del total. Los técnicos del Ministerio entregan el arete y recogen la información.

Los campesinos de las parroquias de Victoria del Portete, Tarqui, Ludo, San Gerardo, y de los cantones de San Fernando y Girón, se concentraron hoy a las 10:00 en el Parque de la Madre para emprender una marcha a la Corte de Justicia y al Centro Histórico de Cuenca y presentar una demanda anticonstitucional al Sistema de Identificación y Trazabilidad Animal (SITA), más conocida como areteo.

Con carteles blancos, banderas multicolores y en medio de un sol incandescente los campesinos y ganaderos protestaban en contra del areteo. “No queremos impuestos, coloquen los aretes a los funcionarios del Gobierno”, eran las arengas de los 300 manifestantes.

Según el dirigente campesino, Carlos Pérez Guartambel, la demanda que presenta es porque el reglamento del Areteo que fue expedido el 15 de marzo pasado, es vulnerable a los derechos de los pequeños ganaderos. Puso como ejemplo que si en 15 días de haber nacido el bovino no es notificado al MAGAP serán sancionados.

Al igual Cenobio Loja, del cantón San Fernando, quien no dejaba de alentar su bandera multicolor en señal de protesta al areteo, señala que el Gobierno les amenaza que si no colocan esos dispositivos serán sancionados “nos oponemos a este sistema que nos quiere prohibir nuestra libertad”.