Turquía decomisa media tonelada de cocaína procedent…
Videos registran el fuerte sismo de magnitud 6 en Pe…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 23 de junio del 2021
La Conaie se alista para elegir nuevo Presidente y d…
El temor al contagio pesa en la decisión de regresar…
En Tulcán, norte de Ecuador, se implementan restricc…
Slendy Cifuentes: ‘Logramos que el agresor de Johann…
Tres causas del mayor desempleo en Ecuador, según ex…

Sesiones virtuales se enfocan en exhortos y comparecencias

Una votación virtual en la última reunión Pleno de la Asamblea, el jueves pasado.

Una votación virtual en la última reunión Pleno de la Asamblea, el jueves pasado.

Una votación virtual en la última reunión Pleno de la Asamblea, el jueves pasado. Foto: Cortesía Asamblea

Desde hace tres semanas, las comisiones de la Asamblea sesionan virtualmente por la emergencia sanitaria. Sin embargo, dos aún no son convocadas. De las 13 comisiones, cuatro han aprobado resoluciones con exhortos desde el 20 de marzo. El Pleno, uno más.

En cada una de las 13 mesas especializadas operan 12 legisladores, en promedio. Su funcionamiento demanda de USD 174 200 al mes para pagar a sus colaboradores (secretarios, prosecretarios, asesores y asistentes). El trabajo estos colaboradores se evaluará en mayo, informó la asambleísta Ana Belén Marín (AP), integrante del Consejo de Administración de la Legisla­tura (CAL).

En el caso de las comisiones de Justicia y la de Derechos Colectivos, las reuniones no se retoman desde la primera quincena de febrero, después del primer receso legislativo.

En la primera, que preside la oficialista Ximena Peña, está pendiente la elaboración de informes sobre las reformas al Código Orgánico de la Función Judicial, además de cambios penales en materia de tránsito. “Lo que se ha estado haciendo son reuniones técnicas, procesando informaciones”, acotó Lourdes Cuesta (ex-Creo). En la mesa de los Derechos Colectivos está detenido el tratamiento de las reformas a la Ley de Comunicación.

El reglamento para las sesiones virtuales fue aprobado por el CAL, el 19 de marzo. Es una experiencia que ha despertado interés en Perú y Colombia. Ana Belén Marín (AP) fue invitada a compartir la experiencia en el Parlamento colombiano.

La idea es que la aprobación de leyes no se detenga mientras duren las medidas de confinamiento por el covid-19. No obstante, en estas tres semanas todas se han enfocado en comparecencias y resoluciones sin carácter de vinculante.

Las comisiones de Educación, Salud, Biodiversidad y Gobiernos Autónomos aprobaron exhortos al Eje­cu­tivo para destinar recursos para enfrentar la crisis. La Comisión de Derechos de los Trabajadores pedirá información al Ministerio de Trabajo, tras recibir denuncias de despidos a más de 2 500 empleados de florícolas.

El análisis de las iniciativas legislativas para afrontar la crisis está a cargo de la Comisión de Desarrollo Económico. Su presidente Esteban Albornoz (AP-aliados), dijo que están en la fase de compilación y procesamiento.

La Comisión de Relaciones Internacionales lleva 12 sesiones virtuales, pero aún no aprueba un informe para el primer debate de la reforma a la Ley de Movilidad Humana, que tiene más de medio año en análisis.

La última vez que el Pleno aprobó una ley fue el 18 de febrero pasado, antes de la vacancia de 15 días. Se trata de la Ley de Pesca que fue vetada parcialmente por el Ejecutivo. Durante la emergencia lleva tres sesiones: dos de ellas dedicadas al debate sobre la crisis. El hecho de que no todos participaran, pese a que pueden conectarse desde sus hogares, convierte a los asambleístas en blanco de críticas en redes sociales.

La última sesión virtual fue el jueves pasado, pero después de siete horas no aprobaron una resolución para llevar a juicio político a la exministra de Salud, Catalina Andramuño, por supuesto incumplimiento de funciones, y pedir la renuncia de Paúl Granda como presidente del Consejo Directivo del IESS. Para esta semana se prevé que la votación sea reconsiderada.