17 de August de 2012 13:39

En San Sebastián, una sola oreja en la tarde, para Padilla

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un gran encierro de la ganadería de Torrestrella, con cinco toros aplaudidos en el arrastre, dejó, sin embargo, el balance de solo una oreja para Juan José Padilla, hoy en la quinta corrida de la Semana Grande de San Sebastián, en la plaza de Illumbe.

TORBELLINO PADILLA

El cariñoso recibimiento a Padilla le motivó mucho. Saludó a su primero con una larga cambiada en el tercio antes de lancear con sumo gusto. Puso en suerte con un galleo por chicuelinas y destacó con las banderillas en tres pares de poder a poder. Abrió faena de rodillas como si toreara de pie, en redondo, y recuperada la vertical, cuajó tres tandas sobre la derecha y una al natural.

En el epílogo, su acostumbrado lío de pases invertidos, los de pecho en cadena, manoletinas y kikirikíes. Oreja sin discusión y pañuelos para una segunda que "el palco" denegó.

En el cuarto se lució en un quite por chicuelinas y otra vez con "los palos", sobre todo en un emocionante par al violín. Inició la faena sentado en el estribo para seguir con redondos sobre la derecha, alternando con molinetes de rodillas, en una continua conexión con el tendido. Faena larga, de arrojo y valor, y variada en los adornos. Al tardar el toro en doblar perdió una posible oreja.

"Paquirri", con brazalete negro como luto por su tía Belén Ordóñez, recientemente fallecida, manejó el capote con soltura. La faena de muleta, basada en la derecha, pecó de rapidez. El toro no llegó a humillar lo suficiente, y quedó la duda si fue por su propia condición o porque el torero no le obligó bajándole la mano.

En el quinto sorprendió "Paquirri" cogiendo las banderillas, que colocó con brillantez, dos pares de poder a poder y uno al violín. Acelerado otra vez con la muleta no estuvo a la altura del toro que pedía más firmeza y reposo, aunque hubo algún natural de calidad. No obstante, abusó de lo accesorio y tampoco redondeó con la espada.

"Fandi" paró a su primero con destreza y puso en suerte con chicuelinas al paso. Espectacular en banderillas. El trasteo de muleta tuvo corte bullanguero, de una parafernalia basada en circulares, molinetes y afarolados, y todo muy deprisa. Como tampoco cayó bien la espada, al final no hubo trofeo.

El último fue el único toro que desentonó por su escasa resistencia, yendo a menos, aunque Fandi se prodigó otra vez en los tres tercios. Quiso hacer mucho, sin embargo, dejó poco poso.

Un apunte curioso en la tarde. Era corrida de diestros especialistas en el segundo tercio. Cinco de los seis toros fueron banderilleados por los propios espadas. Sin embargo, no alternaron conjuntamente en ninguno.

FICHA DEL FESTEJO

Toros de "Torrestrella", bien presentados y de juego extraordinario a excepción del sexto, que no tuvo final. El quinto sobresalió por nobleza y bravura, fijeza y prontitud, humillando mucho y repitiendo.

Juan José Padilla: estocada (oreja con fuerte petición de la segunda); y media y descabello (vuelta tras un aviso).

Francisco Rivera Ordóñez "Paquirri": estocada atravesadilla que medio escupe y descabello (silencio); y pinchazo y estocada desprendida (vuelta).

"El Fandi": estocada defectuosa al encuentro (ovación tras petición); y pinchazo, estocada "que hace guardia" y descabello (silencio).

Tras el paseíllo Padilla saludó una fuerte ovación al regresar a Illumbe después de su grave percance el mes de octubre pasado en Zaragoza, invitando a su compañeros de terna a compartir los aplausos.

La plaza tuvo un tercio de entrada en tarde calurosa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)