Se necesita dinamitar la roca caída en la vía Alóag-…
Policía evitó un suicidio en puente de Portoviejo
Sicarios asesinaron a cuatro personas en una hosterí…
El recorrido ‘Cuidado a los heridos de la Bata…
Niña cayó a un pozo y una vivienda se incendió en Quito
ATM anuncia cierres viales en Guayaquil por desfiles…
7 fiestas clandestinas y 51 locales clausurados en Quito
Policía pide equilibrio en proyecto de Ley sobre uso…

Romo: un decreto para saltarse la Ley de Contratación Pública

María Paula Romo (asambleísta de Ruptura de los 25) opinó que no era necesario declarar el estado de excepción a la Función Judicial. Tampoco está de acuerdo con Enrique Herrería y otros legisladores que creen que es causal para destituir al Ejecutivo.

“Eso es lo grave con algunos asambleísta de oposición, ponen las cosas en términos tan radicales, que uno no sabe quién exagera más”.

También señaló que cree que varias de las cosas que está haciendo el Ejecutivo no eran necesarias. Aquí su opinión:

¿Necesitábamos una consulta popular y saltarnos las reglas para nombrar el Consejo de la Judicatura? Yo creo que no. ¿Para crear nuevas judicaturas se necesitaba una consulta? No, ya lo sabíamos hace años. Solo debían asignar recursos, hacer concursos, nombrar a jueces.

Para modernizar la función y ponerle más computadoras, digitalizar los procesos, ¿qué se necesitaba? ¿Una consulta popular o un Consejo de la Judicatura nombrado políticamente? No, para nada, estoy segura de que si venía el Presidente o alguien a proponer hagamos cambios en la justicia, que pongamos más personas, digitalicemos los procesos, todos las tendencias políticas del país habríamos dicho que sí. ¿Para qué se necesita un Consejo de la Judicatura nombrado políticamente? Para intervenir en la justicia, nombrar a los jueces con discrecionalidad y a eso condujo la consulta popular.

Hoy podemos hacer un análisis similar del estado de excepción. ¿Se necesita un estado de excepción para construir un edificio o comprarlo? No, las reglas están en la Ley de Contratación. Se necesita un estado de excepción para saltarse la Ley de Contratación, para hacer contrataciones directas.

Además lo que es excepcional o debería ser excepcional y no convertirse en la regla es el estado de excepción. Nos hemos acostumbrado a declarar estados de excepción en sectores y no en territorios. La Constitución dice que el Presidente de la República puede declarar estados de excepción en todo el territorio o en parte de él en casos de agresión, conflicto armado internacional, situación interna, grave conmoción interna, calamidad pública o desatre natural, en ningún caso dice para prevenirla…

Uno podría decir inminente conmoción interna es la acumulación de causas y el Presidente dice que así ha ocurrido. Las cifras lo muestran desde el 2008, entonces vamos tres años en la conmoción interna de acumulación de causas. Lo que se verá es la ejecución de un presupuesto altísimo que duplica en pocos meses el presupuesto anual del Consejo de la Judicatura de forma directa, mucho dinero ejecutado directamente, eso va a necesitar vigilancia.