Capturan al jefe del ‘Clan del Golfo’, e…
‘Actuación del CNE fue transparente’ dic…
Miembros de mesas de votación podrán cobrar su compensación
Sismo de 4.9 en La Palma, donde volcán permanece activo
Los restos de Álex Quiñónez serán velados en Guayaquil
Masiva minga se activó para limpiar el Centro Histórico
Decretos fijan precio de gasolina; movilizaciones pa…
Un motociclista murió en siniestro de tránsito en la…

Una reunión para liberar a militares y policías detenidos se cumple en Nizag

Comuneros mantienen una videoconferencia con la gobernadora de Chimborazo, Luisa Loza, para negociar la liberación de 50 militares y policías retenidos en Nizag, Alausí. Foto: Cortesía.

Comuneros mantienen una videoconferencia con la gobernadora de Chimborazo, Luisa Loza, para negociar la liberación de 50 militares y policías retenidos en Nizag, Alausí. Foto: Cortesía.

Comuneros mantienen una videoconferencia con la gobernadora de Chimborazo, Luisa Loza, para negociar la liberación de 50 militares y policías retenidos en Nizag, Alausí. Foto: Cortesía.

A través de una videoconferencia Luisa Loza, gobernadora de Chimborazo y Alexandra Ocles, directora del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, negocian la tarde de hoy, domingo 6 de octubre del 2019, la libertad de 50 militares y policías detenidos en Nizag, una comunidad indígena de Chimborazo

En el diálogo la comunidad expuso sus necesidades de riego, vialidad y obras públicas, así como su preocupación por el incremento en el precio de los combustibles. “Los precios aún no han subido y los valores para niños y discapacitados se mantendrán”, dijo Loza durante la videoconferencia.

La gobernadora también se comprometió a visitar la zona en cuanto concluya el paro, a revisar la atención de Senagua en Alausí y a viajar con los comuneros a Quito para exponer sus necesidades a los ministerios competentes.

Los militares, 38 voluntarios y nueve oficiales de la Brigada Blindada Galápagos, permanecen retenidos desde la mañana de ayer, sábado 5 de octubre. Ellos se movilizaban desde Riobamba hasta Zhud en un convoy que movilizaba alimentos cuando fueron detenidos por los comuneros.

A los militares detenidos se sumaron tres policías, entre ellos el coronel Fernando Torres, comandante de policía de la zona seis. Los gendarmes llegaron a la comunidad para pedir la liberación de los militares cerca de las 16:00, cuando también fueron retenidos.

En redes sociales circularon fotografías que mostraban a los militares con heridas, sin embargo, los comuneros negaron una actitud violenta. “Incluso les dimos de comer y aquí están, sanos y salvos. Es falso que hayan sido golpeados”, dijo un dirigente en un video enviado a El Comercio.

Suplementos digitales