19 de January de 2012 00:01

Lo que dijo el Presidente fue poco afortunado

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Óscar I. Cáceres. Máster Practitioner en Comunicación Neurolingüística.

Su experiencia. Ingeniero Comercial , conferencista y consultor chileno, tiene  más de 20 años implementando  procesos de cambio en empresas de toda  América Latina.    
Su punto de vista. El peligro de una declaración es que puede tener múltiples interpretaciones.

El presidente Rafael Correa afirmó en una cadena sabatina que la equidad de género en su Gabinete “ha mejorado la farra”. ¿Cómo interpretar este mensaje?

Esa es una declaración, no es una afirmación, porque no se puede probar. Y cada persona que la escucha va a tener sus propias representaciones... ¿Qué significa la farra para cada ser humano? ¿Cómo impacta en cada persona la declaración de un Presidente? Pero sin duda tiene un efecto que puede ser interesante analizar.

¿Se podría decir que esta declaración puede reafirmar en el subconsciente colectivo una cultura ‘machista’?

Hay que tener claro que las declaraciones nacen de una persona, todo es dicho por alguien, y no necesariamente representa el pensamiento de un grupo humano. Pero para eso sería necesario explicarle a la gente todo lo que implican los actos del lenguaje y su potencia en la comunicación.

¿Qué tanto puede penetrar la declaración de un personaje público frente a un colectivo que él gobierna?

Tiene influencia porque se trata de un líder que tiene acceso a los medios de comunicación y todo lo que se dice se esparce a través de ellos. Y ahí está el peligro: cómo cada persona que lee o escucha lo interpreta. Sin embargo, las interpretaciones siempre serán personales.

¿Hay la posibilidad de que en la mente de niños y jóvenes se construya un concepto de machismo que el mismo Gobierno busca combatir?

Me voy a atrever a emitir un juicio sobre lo que dijo el Presidente: fue una declaración poco afortunada porque el efecto puede ser insospechado. Lo que yo haría en su caso es volver a tomar la declaración, y tratarla con humor...

¿Por qué?

Porque declarar que es un chiste y que no tiene ninguna aseveración en la realidad es la única forma de salir del tema. El lenguaje no es inocente, sino que genera y crea realidades. Si fuera su asesor, le diría que haga todo lo posible para dejar muy claro al público que esto fue un mal chiste. Yo aconsejaría poner el foco en otros temas más relevantes para el país.

Pero hubo gente que se sintió ofendida...

Yo recomendaría a ambas partes recordar que no son las cosas que el resto dice lo que me afecta, sino lo que yo pienso de lo que dicen los demás.

En Ecuador se ha difundido una campaña titulada ‘El machismo es violencia’. ¿Qué tan efectivo puede ser este mensaje?

Esa es una declaración, no se puede probar. Alguien la hizo y tiene varias características, entre ellas la de funcionar como alerta. Lo interesante de esto es que el lenguaje tiene diferentes connotaciones en los distintos seres humanos: lo que es machismo para mí puede ser distinto para otra persona. Ahí hay un efecto que tiene que ver primero con la carga histórica de las palabras, y eso llega de diferente a cada miembro de una sociedad. No se puede dar cuenta tan fácilmente de la efectividad de un mensaje como ese, porque alguien puede decir, por ejemplo, que el feminismo también significa violencia.

¿Cuánto influye el uso del lenguaje en la construcción de una cultura?

Una cultura se entiende como un conjunto de conductas, hábitos, leyendas y mitos que van constuyendo una forma de relacionarse entre seres humanos que constituyen un mismo grupo. Y dentro de eso, las culturas tienen conjuntos de creencias, conjuntos de lo que (en Programación Neurolingüística) llamamos programaciones mentales, que en este caso son programaciones colectivas. Y, por supuesto, el lenguaje influye de una manera muy poderosa en la conformación de esa cultura, porque está presente en las programaciones mentales, en la forma cómo responde el cerebro a los estímulos del entorno.

¿Qué efecto puede tener una frase en las personas que la escuchan o la leen?

El habla es uno de los actos más mágicos que un ser humano puede generar con el resto de personas. El habla se divide en cinco actos, y quienes se especializan en la ontología (parte de la metafísica que trata del ser en general y de sus propiedades trascendentales) del lenguaje dicen que hay por lo menos dos que son relevantes: las afirmaciones y las declaraciones. Las primeras se pueden probar, pero las declaraciones son juicios que alguien emite respecto del mundo que le rodea, y en ese ámbito específico se pueden construir realidades. Y cuando esas realidades son construidas a través del hablar se produce, sin duda, un efecto en los seres humanos que reciben el mensaje.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)