El combate de Jambelí dejó una huella en los familia…
Dispositivo de conducción ósea ayuda a oír a pequeño…
Los altibajos de 25 alcaldes trazaron el rumbo de Quito
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 25 de julio del 2021
Vicepresidente Alfredo Borrero: ‘Con vacunas u…
Argumentos enfrentados sobre el proyecto inmobiliari…
Guayaquil celebra 486 años de Fundación con actos cí…
Muere el asesino serial Rodney Alcalá, sospechoso de…

Pugna interna en el Consejo Nacional Electoral por oficialización de resultados

Nubia Villacís, vicepresidenta del Consejo Nacional Electoral se sumó ayer, 23 de febrero, a los cuestionamientos hacia el presidente del organismo Juan Pablo Pozo.

Primero lo hicieron representantes de Alianza País, al sugerir un fraude electoral y falta de transparencia.

Ayer, en cambio, Villacís reclamó a Pozo por la cadena nacional del miércoles en la noche, en la cual anunció que habría una segunda vuelta electoral entre Lenín Moreno, de A. País y Guillermo Lasso, de la alianza Creo-SUMA.

Villacís lo calificó como un “terrible malentendido”, ya que “resultados totales, oficiales, no existen hasta este momento”, porque se debe respetar el marco jurídico.

Ella recordó que lo único que se ha entregado son resultados numéricos parciales y que el proceso aún puede durar varios días debido a las impugnaciones.

Las declaraciones de la Vicepresidenta del CNE se dieron tras la instalación de la audiencia pública de escrutinios, en la sede principal del organismo.

Juan Pablo Pozo estuvo ahí, cuando Villacís lo increpó. Él no respondió a las alusiones públicamente.

Marcela Aguiñaga, asambleísta de A. País, había dicho horas antes que incluso Pozo debería renunciar a su cargo. Además confirmó que la organización política ha impugnado en el caso del binomio presidencial, unas 800 actas por tener inconsistencias numéricas.

Estas observaciones se suman a la realizada por José Serrano, candidato oficialista, el martes pasado, quien advirtió de supuestas irregularidades en el proceso electoral.

La posición de país y las críticas a Pozo surgieron luego de que tras los comicios y los primeros resultados, ciudadanos, candidatos y líderes de oposición se movilizaran.

Ellos temían que en el CNE se de una ventaja a Moreno, para que logre alcanzar el umbral del 40% y gane en primera vuelta. Hasta las 22:00 de ayer el conteo de binomio presidencial de las actas avanzó en un 99,71%.

En cambio, en lo que tiene que ver con la Asamblea Nacional, se logró un 89,26%.