27 de August de 2012 00:03

PSP debe definir qué papel jugará Lucio

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En el mezzanine del edificio Brescia, en la República de El Salvador y Suiza, pareciera que los años no hubieran pasado. Ni los años ni la rebelión de los forajidos, que el 20 de abril del 2005 derrocó a Lucio Gutiérrez. En ese lugar, 40 personas siguen refiriéndose al coronel como el ‘Presidente’.

Nery Mendoza, cubana nacionalizada ecuatoriana, encabeza la reunión, sentada junto a Fausto Lupera, ex asambleísta constituyente y parlamentario andino, quien busca la reelección.

Ambos son la subdirectora, que quiere una curul en la Asamblea, y el director provinciales de Sociedad Patriótica, en Pichincha. Le dan la palabra a Fernando Sancho. Él les anuncia que han salido bien librados del escándalo de las firmas falsificadas.

El PSP tendría solo 5% de firmas inconsistentes del total entregado al CNE, según los resultados del primer estudio realizado, a través de una muestra aplicada al 10% de los registros. Así que Gilmar Gutiérrez, director nacional y hermano del ex presidente de la República, da por hecho que participarán en las elecciones 2013.

Por eso está pendiente del CNE, pero sin la incertidumbre que enfrentan otras tiendas, Sociedad Patriótica vive otro dilema.

No define cuál es el papel que jugará. Desde hace un año y medio, su líder, el presidente Lucio Gutiérrez ha mantenido el discurso de que es necesario lograr la unidad de la oposición. Y respaldar a un candidato único.

Pero en la práctica no ha concretado nada. Lucio ha buscado a Álvaro Noboa (Prian) y Guillermo Lasso (CREO), los rostros más visibles, para enfrentar al presidente Correa. Así como a dirigentes del CPF, Uno, ID, Concertación y algunos integrantes de la Coordinadora de las Izquierdas.

Noboa ha descartado la idea de una alianza porque cree que así se perderían votos de seguidores que no acepten a un aliado.

César Monge, vocero de CREO, movimiento al que se sumó Lasso, sostiene que la propuesta de Lucio Gutiérrez no está pensada con los pies sobre la tierra.

El ex mandatario plantea que todos los aspirantes participen de un proceso de primarias. El PSP no aceptaría que la selección se haga a través de encuestas. Pero insiste en que está abierto a que la estructura de su partido acoja al más opcionado de la oposición.

Monge pregunta en qué tiempo y con qué recursos se puede enfrentar unas primarias, si el CNE sigue enredado con la reinscripción. El presupuesto para las elecciones -dice- bordea los USD 96 millones y calcula que para las primarias se requeriría la tercera parte. Por eso quiere saber qué organización lo costearía y qué entidad se encargaría del control...

Pese a estas negativas, los hermanos Gutiérrez insisten en que hay que “ganarle a (Rafael) Correa”. Y no simplemente consolidar un bloque numeroso de la oposición, pues el Primer Mandatario encontraría la manera de controlar al Legislativo, como lo ha hecho en estos tres años.

Y de no lograrlo, recalcan, daría paso a la anunciada muerte cruzada, que lo disolvería, dando lugar a otra contienda electoral.

Pese a que conseguir mayoría en la Asamblea no es su principal objetivo, el PSP sigue intentando consolidar alianzas. No ha logrado ninguna con partidos a escala nacional. En Manabí trabaja con Machete, del asambleísta Leonardo Viteri (PSC).

En Guayas espera tener más suerte tras integrar a sus filas a Vicente Taiano (ex Prian), criterioso y experto en táctica legislativa, carta que le ha faltado al PSP, segundo bloque más numeroso, con 16 curules, frente a 54 de Alianza País. Y que no se ha caracterizado por un elevado discurso.

Sus rostros más conocidos han sido el polémico Galo Lara y Luis Almeida, apodado ‘El guacharnaco’. En las elecciones probarán la popularidad de Geovany Dupleint, comentarista de farándula... En Pichincha conversan con Patricio Jijón (ex ID). No hay tiempo para esperar que Andrés Páez (ID) decida. El proceso interno de selección está por desarrollarse y las directivas provinciales ya han presentado sus listados de precandidatos. En Santo Domingo se inscribieron seis listas.

De eso habló Lucio, en una entrevista con este Diario, a la que llegó con más de 35 minutos de retraso. La impuntualidad aún es su debilidad. En la sede, el personal se dirige a él como presidente o ‘presi’. Él aclara que en sus listas no incluirá a sus hijas, aunque en voz baja, sus coidearios cuentan que si su esposa Ximena Bohórquez lo pidiera, la colocaría. En su gobierno el nepotismo fue muy criticado.

¿A la Asamblea?

Un sector de dirigentes aún le pide a Lucio reconsiderar la idea de terciar por la Presidencia. Le sugiere encabezar la lista de legisladores nacionales, arrastrar votaciones, darle fuerza a su bancada con su presencia. Y evitar “la inminente derrota”.

Esto porque aunque los Gutiérrez renieguen de las encuestas, sus coidearios sí las revisan.

Perfiles de Opinión lo ubica en el sexto lugar entre 11 opciones, en el estudio de intención del voto para presidenciales, del 4 y 5 de este mes. El ganador es Correa, con 53,4% de aceptación.

“Por sobrevivencia más que por estrategia”, recorre el país, reconociendo que su impacto es limitado. Para darse la vuelta al Ecuador -cuenta- se requieren dos meses. Mientras “Correa, con una entrevista en los medios llega 10 ó 20 veces más a todo el país”.

Al 5 de mayo de este año, la opinión desfavorable que genera Lucio llegó al 65% y la favorable, al 23%, según Opinión Pública Ecuador, de Santiago Pérez.

Pérez apunta que un axioma del marketing político dice que un buen candidato es bien conocido y tiene buena imagen. Pero en Ecuador esa regla no se cumple.

Hay candidatos que no tienen buena imagen pero sí logran alta votación. Eso se debería -explica- al voto obligatorio, a que la mayoría es de sectores populares y a que a veces el apoyo es una expresión de rechazo a la élite gobernante.

En el estudio ‘La frágil legitimidad del príncipe democrático', de Catalina Pazmiño, se afirma que Lucio captó“el voto protesta” contra el sistema político al explotar, en los medios, su condición de ex militar y golpista. Construyó con su traje safari, una imagen de héroe, que continuaría la lucha de enero del 2000, en la caída de Jamil Mahuad.

En todo caso, Lucio no se detiene. La semana pasada recorrió varias zonas de Quito, con brigadas médicas para desparasitar.

¿Con él estábamos mejor?

En la oficina principal de la sede nacional hay varios carteles, con cifras, a través de las cuales se trata de demostrar que la frase ‘Con Lucio estábamos mejor’ es más que un eslogan.

El ex mandatario muestra estadísticas, del INEC y del Sistema Integrado de Indicadores Sociales del Ecuador. Según él, los índices económicos de su gobierno han sido los más altos de la historia de Ecuador. También dice que el porcentaje de reducción de la pobreza fue mayor.

“Que con mi abuelita y Eloy Alfaro también todo era más barato”. Eso dice Correa, responde el coronel cuando se le pregunta sobre las críticas del presidente Correa. Lucio asegura que en dos años y cuatro meses de Gobierno manejó USD 11 mil millones. Mientras Correa manejará USD 140 mil millones, en seis años.

Jaime Carrera, del Observatorio de la Política Fiscal, le da la razón a Gutiérrez. Entre el 2007 y el primer cuatrimestre del 2012, el gasto en el sector público ha sido de USD 120 mil millones.

En el período de Gutiérrez, explica Carrera, hubo estabilidad económica, el sector público pesaba menos en la economía, hubo un crecimiento importante y la inversión privada era el motor.

Pero, el oficialismo suele defender el gasto mayor en el sector público: ¿son profesores pagados a tiempo y mejor, por ejemplo? Carrera indica: “Es obvio porque hubo más abundancia de recursos; en estos últimos cinco años, las exportaciones de petróleo fueron en términos corrientes de USD 50 mil millones, casi la mitad de exportaciones de USD 109 mil millones desde 1972”.

René Ramírez, ex titular de la Secretaría de Planificación y Desarrollo, afirma que la estabilidad vivida con Gutiérrez se debió a factores exógenos: remesas, crecimiento de América Latina, precios de petróleo, estabilización de precios por la dolarización. “Nada de eso lo hizo Lucio. Hay que mirar la disminución de la polarización y el crecimiento de la clase media, la desigualdad...”.

Las encuestas

Perfiles de Opinión ubica a Lucio Gutiérrez en el sexto lugar entre  11 opciones, con 3,3% de aceptación, debajo de Guillermo Lasso, Álvaro Noboa, Alberto Acosta y ningún favorito.  

Según Opinión Pública Ecuador, de Santiago Pérez, en junio del 2009, tras las elecciones generales de abril en las que venció otra vez Rafael Correa,  preguntaron si conocían a Lucio y qué opinión tenían de él.

La opinión del 49% de consultados fue desfavorable y del 40%, favorable. Luego de la sublevación policial del 30 de septiembre del 2010, con la que se asoció a Sociedad Patriótica, la imagen desfavorable del ex presidente de la República alcanzó el 70% de votos y las favorables, el 25%. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)