Nueva Ley establece fusión entre BanEcuador y la CFN
Tres secretarías se enfocan en lo social y la inversión
Déficit de 6 000 docentes en Ecuador
Más migrantes vuelven al Ecuador por festividades
Vecinos cuentan los tesoros de su barrio
Argentina detecta primer caso de Ómicron en viajero …
Cuenca encendió su árbol de Navidad
Trámite de derogatoria a reforma tributaria tomará meses 

Piñera ratificó su apoyo a la democracia del país

El primer presidente que llegó al país. Sebastián Piñera salió al balcón para saludar a la gente que presenció ayer el cambio de Guardia.

El primer presidente que llegó al país. Sebastián Piñera salió al balcón para saludar a la gente que presenció ayer el cambio de Guardia.

Los militares armaron una cadena humana para cuidar la calle García Moreno, el principal acceso vial del Palacio de Carondelet. Fue una medida de seguridad especial por el arribo del presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien visitó ayer a Rafael Correa.

Él es el primer Mandatario de la región que llegó al país, tras la sublevación policial del pasado 30 de septiembre.

Unos minutos antes llegó a Palacio el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel. El argentino aseguró que su visita es para respaldar a la democracia.

A las 11:00, Correa descendió de su despacho para recibir al Mandatario chileno. Juntos saludaron a la gente que intentaba observar lo que sucedía. Inmediatamente, sin dar declaraciones, subieron al balcón para presenciar el cambio de Guardia de los Granaderos de Tarqui, el grupo militar que protege al Palacio.En el acto no hubo discursos, pero desde el balcón, el comandante de la Escolta Presidencial, coronel Jimmy Espinosa, dirigió unas palabras a Correa. “Garantizamos resguardar el Palacio y la integridad del Presidente”. Además, recordó su lema de honor: “Lealtad hasta el sacrificio”.

Luego de 45 minutos, los Granaderos volvieron al Palacio mientras que los presidentes Correa y Piñera mantuvieron una reunión a puerta cerrada.

A las 13:00, en el Salón Amarillo, los dos hablaron con la prensa. El Mandatario chileno ratificó su apoyo al orden constitucional, a la democracia y a Rafael Correa.

“La defensa de la democracia y de los DD.HH. no tiene fronteras, por eso los presidentes de los países de Unasur nos reunimos para dar un apoyo claro y firme a la democracia en el Ecuador”.

Mientras tanto, el Mandatario ecuatoriano agradeció el gesto de su homólogo y emitió una advertencia: “Que ningún otro aventurero intente tratar de quebrantar el orden constitucional”. También resaltó que su Régimen no cederá a ninguna presión por la fuerza, sino por el diálogo.

Hubo preguntas sobre La Haya, el apoyo internacional al Ecuador (ver breves) y otras que fueron resueltas en 20 minutos.

Tras la rueda de prensa, los dos fueron al almuerzo. Luego de tres horas, salieron por la puerta principal para escuchar las notas del Himno a Chile. Correa, con paso lento, por su dolencia de la rodilla, caminó sin bastón por la alfombra roja para despedir a Piñera. Decenas de personas los saludaron con sus manos y gritaron consignas a su favor. Y así, Piñera subió a su automóvil negro, rumbo al aeropuerto de Quito.

Correa apoya a Francisco Jijón

El presidente Rafael Correa insistió nuevamente en que hubo fallas en el Sistema Nacional de Inteligencia para detectar la sublevación policial y militar.

Sin embargo, ratificó su apoyo al secretario nacional de Inteligencia, Francisco Jijón. “Explico esto (antecedentes) para que no quede la responsabilidad sobre el Secretario Nacional de Transparencia, él no es el responsable de todo”. También aseguró que el sistema aún está en “ciernes” y que debe trabajar para fortalecerlo.

“Es claro que la Inteligencia falló, ahora que seguimos investigando el caso. Ha habido correos electrónicos y mensajes por celular por miles (…). Es inadmisible que todo mundo se entere, menos la Inteligencia, eso es grave”.

Por seguridad, el Mandatario no detalló en qué consistirá la reestructuración del Sistema de Inteligencia. Pero recordó que, al inicio de su Gobierno, las unidades militares y policiales dedicadas a esa tarea no tenían financiamiento del Estado sino del extranjero. “Los directores eran aprobados por una embajada extranjera. Tuvimos que cambiar todo eso”. No especificó al país que se refería, aunque en otras ocasiones ha cuestionado a EE.UU.

Suplementos digitales