27 de September de 2011 00:01

‘Sin partidos no hay un diálogo con el poder’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Entrevista a  Fabián Izurieta Mora Bowen,  miembro de la Comisión Política de Izquierda Democrática.

Su experiencia.  Milita en la ID y  tiene una propuesta de pacto social de pleno empleo para el 2025.    
Su punto de vista. Los partidos son  necesarios para fortalecer la democracia y  la la libertad.

¿El actual proceso de reinscripción facilita o dificulta la creación de partidos y movimientos políticos en la sociedad ecuatoriana?

Si se respeta la Ley, que no es la norma en este gobierno de Alianza País, este proceso es correcto pues permite que los ciudadanos definan con su firma la adhesión a un partido determinado y a su corriente de pensamiento. Eso es bueno para la democracia.

¿Qué le hace a este proceso de reinscripción distinto del que arrancó en 1978?

Recoger las firmas de adhesión es un procedimiento que siempre ha existido.Ahora, habrá que ver si se respeta la Ley y si la calificación de los partidos responde a ella o a las órdenes del Gobierno.

La ‘revolución ciudadana’, desde el poder, destruyó a la partidocracia. ¿Cinco años después, el Ecuador ya está preparado para una nueva generación de partidos?

El discurso contra los partidos políticos fue siempre hueco, pero encontró respaldo por el estado de pobreza de la población. De eso fueron responsabilizadas estas agrupaciones. Al cabo de cinco años de gobierno de Alianza País el país sigue igual o peor.

¿Eso qué significa?

Que no eran los partidos ‘per se’ los responsables sino, más bien, la calidad del liderazgo que el país ha recibido. Este Gobierno ha fracasado al tratar de probar que los partidos han sido los causantes del “desastre nacional” pues ese desastre es hoy más grave que antes porque se pretende acabar con la democracia y hasta prohibirnos opinar.

¿El apoyo a los partidos, como instituciones, se construye solo desde la engorrosa recolección de firmas?

La anterior Ley de Partidos Políticos establecía que las agrupaciones con menos del 5% de votos debían desaparecer. Eso debió continuar en vigencia, pero la ambición de Alianza País ordenó borrar a los partidos “con historia” para ganar elecciones fácilmente y mantenerse en el Poder.

¿Quienes quieran formar nuevos partidos qué compromisos con la sociedad deben sellar para evitar ser meras maquinarias electorales?

Es el pueblo, con su voto en las urnas, el que define cuáles partidos deberán continuar y el que puede evitar que un partido político se pueda convertir en una maquinaria electoral. El pueblo no podrá seguir apoyando a partidos que incumplen sus promesas o partidos que usan la pobreza del pueblo como instrumento de promoción.

¿La clase política ecuatoriana está consciente de la importancia de construir partidos políticos?

El pueblo, los ciudadanos, la comunidad necesitan un interlocutor frente al Estado, frente al poder. Ese papel le corresponde a los partidos políticos y de ahí su importancia. Sin partidos no hay interlocutores y no hay diálogo con el poder. La sociedad ecuatoriana necesita partidos políticos con ideologías definidas. Es importante construir y reconstruir los partidos políticos si queremos reforzar una democracia y recobrar nuestras libertades.

¿Por qué a nivel mundial se ha deteriorado la institucionalidad de los partidos?

No lo veo así. En las democracias con más tradición los partidos siguen teniendo vigencia. En Ecuador, Venezuela, Bolivia y Nicaragua, la institucionalidad se ve amenazada para privilegiar gobiernos con democracias plebiscitarias en donde la voluntad popular se la usa para legitimar prácticas dictatoriales.

¿Cuáles deben ser las prioridades que persigan los nuevos partidos políticos?

Para Izquierda Democrática, el objetivo es trabajar en una sociedad donde tengamos una economía de pleno empleo y seguridad social. Prioritario es también entender que hay que crear consensos y definir esquemas que dinamicen la economía.

¿El Ecuador requiere de partidos que reflejen las grandes corrientes políticas: la socialdemocracia, la democracia cristiana, el socialismo, el ecologismo o eso ya está fuera de moda?

Las corrientes de pensamiento nunca pasan de moda. En el país debe hablarse sobre socialdemocracia, la democracia cristiana, socialismo o ecologismo. Estas corrientes deben “ponerse sobre la mesa” para que sea el soberano el que escoja y decida.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)