26 de July de 2012 00:02

Nebot y Correa dieron discursos críticos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con cerca de media hora de diferencia entre uno y otro discurso, en sendas sesiones solemnes por los 477 años del proceso fundacional de Guayaquil, el alcalde Jaime Nebot y el presidente Rafael Correa, se cruzaron ayer algunos dardos.

En el inicio de su discurso en la sesión municipal, Nebot dijo que este puede ser un julio no polémico, pero pasivo jamás.
Anticipaba así una intervención de poca confrontación. Pero luego  su tono fue crítico al Gobierno y a los asambleístas oficialistas, sin llegar a mencionarlos directamente, fue aumentando.

Tras hacer un balance  de las 338 obras en la ciudad, pidió a los asistentes negar el voto  a aquellos asambleístas “que con sus leyes benefician a los delincuentes”.

Resumió los cuatro  delitos que no dejan vivir en paz a los ecuatorianos: el asesinato, el secuestro, la violación y el robo. “Hasta cuándo ponen en libertad a tanto asesino, secuestrador, violador y ladrón. Lo peor es que están tratando un nuevo Código Penal y en vez de proteger a las víctimas buscan proteger a los victimarios”.

Según el Burgomaestre, el pueblo no puede pagar eternamente el gasto excesivo del Estado, ni es cuestión de crear y subir impuestos que encarecen la vida.

En otro lado de la ciudad, el Presidente no tardó en responder, aprovechando la sesión organizada por el Gobierno.
Sin mencionar nombres, el Mandatario endilgó al Cabildo  el problema de las invasiones. “Estos barrios paupérrimos, no han sido marginales, han sido  marginados, privados de servicios básicos, de seguridad, de justicia”.

Correa reiteró sus críticas a las invasiones al asegurar que son fruto “de la indolencia”. Tildó a quienes las cobijaron de colonizadores modernos, “aquellos que solo acuden a los pobres en épocas de campaña...”.

El Mandatario habló de “décadas de abandono”, sin referirse directamente a Nebot o a su antecesor León Febres Cordero. “En Guayaquil son muchas las necesidades que se han acumulado por décadas: hay deficiencias de servicios de agua potable, vialidad, alcantarillado, cuidado ambiental, vivienda, pero nos han hablado de modelos exitosos...”.

El Presidente también cuestionó las obras de regeneración urbana. Estas, aseguró, no han llegado a los sectores empobrecidos. “Vi cómo han pintado las (fachadas) de las casas precarias del estero Salado. Esa es la diferencia, ellos buscan decorar la pobreza, nosotros buscamos eliminarla”.

Correa aprovechó el acto para defender el proyecto de Código Penal Integral que se discute en la Asamblea. Con respecto de este, sin embargo, no se refirió al polémico tema del aborto.

Dijo estar en desacuerdo con la imputabilidad penal de los menores de 16 años, en delitos que no constituirían gravedad. También defendió el incremento de las penas y de la suma de estas en delitos como tortura.

Otros saludos


Fabricio  Correa,  hermano del Presidente, también saludó a través de las redes sociales. “Mi lindo y caluroso Guayaquil de gente emprendedora y camelladora. Que viva Guayaquil!”.

María F. Espinosa, ministra de Patrimonio, escribió:  “Un abrazo grande a l@s guayaquileñ@s por los 477 años de fundación de nuestra Perla del Pacífico”.

Y el precandidato  Salvador Quishpe puso:  “Felicitaciones al pueblo guayaquileño... Que lo festejen como Dios manda. Pueblo Wankavilca siempre d pie...”.





Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)