Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 29 de julio del 2021
Imprudencia del conductor, el mayor riesgo del ciclista
Tres colonias de extranjeros encaran diferentes suertes
La población vacunada repuntó en Santo Domingo
La reforma a la Ley educativa acorta en 7 años la vi…
170 causas recayeron en 9 jueces; sorteos son indagados
Obras apuntan a seguridad y a dar más relevancia a l…
Presidente de Bolivia anuncia reanudación de gabinet…

Facción morenista hizo un acto simbólico para tomarse la sede de Alianza País

En las paredes hay consignas a favor del exmandatario Rafael Correa y en contra del presidente Lenín Moreno y de la consulta popular. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

En las paredes hay consignas a favor del exmandatario Rafael Correa y en contra del presidente Lenín Moreno y de la consulta popular. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Gustavo Baroja, presidente provincial de AP, lamentó el estado del edifico. Foto: Diego Puente / EL COMERCIO

La limpieza de la sede de Alianza País (AP), en el norte de Quito, empezó con un ritual ancestral. Un shamán utilizó un atado de flores y ramas para ahuyentar las malas energías. El olor a palo santo se esparció por el edificio.

Así empezó la toma de la sede por parte de la facción morenista. La canciller María Fernanda Espinosa, quien también es vicepresidenta encargada de AP, habló de una refundación del movimiento.

Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Ella encabezó la delegación de autoridades que ingresaron al predio luego de dos meses. En noviembre del 2017, la facción correísta de la agrupación decidió expulsar a Lenín Moreno y estuvo en control de las instalaciones.

Junto con Espinosa estuvo Gustavo Baroja, presidente provincial de AP, él lamentó el estado del edifico. Hay grafitis en las paredes, pisos y techos en contra del presidente Lenín Moreno.

Se prevé que esta misma tarde se realice una minga para mejorar las instalaciones.