Los nombres de 15 patriotas están en el ‘libro de muertos’
Testimonio de Martín Mora: ‘Una alta capacidad es ad…
Tres años de angustia y sin pistas de Verónica y Kiara
Jefferson Pérez: ‘Carapaz nos está haciendo un llama…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 1 de agosto del 2021
Lasso sumó perfiles con experiencia política para la…
El ISD para el sector aéreo se puede eliminar vía decreto
Otro preso muerto y cinco heridos deja nuevo alterca…

Indígenas recogen el campamento del parque El Arbolito

Los indígenas guardan en camiones todos los insumos que trajeron para el paro nacional. La vaca solidaria los acompañó en la marcha. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

Los indígenas guardan en camiones todos los insumos que trajeron para el paro nacional. La vaca solidaria los acompañó en la marcha. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

El movimiento en el parque El Arbolito continúa. Los indígenas que llegaron a la capital para participar del paro nacional se retirarán mañana a las 08:00. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

Mientras unos bailan, otros suben ollas y colchones a camiones. Las cobijas y la ropa también son empacadas en sacos de yute y fundas plásticas. Así se preparan la noche de hoy, 21 de agosto el grupo de indigenas que desde el pasado 13 de este mes acampan en el parque de El Arbolito.

Ellos abandonaran ese lugar, mañana a las 08:00. Según Jorge Herrera, presidente de la Conaie la decisión de regresar a las diferentes provincias del país forma parte de una nueva estrategia del levantamiento indígena.

Sin embargo, entre quienes durmieron por ocho días en las carpas, dejar la capital no es una derrota. María Minda, llegó a la ciudad desde Zamora Chinchipe. Ella acompañó a los dirigentes durante todo el recorrido previo a instalarse en Quito.

Ahora también hace sus maletas y se prepara para regresar con sus tres sobrinos al cantón Saraguro, en Loja. La mujer, afirma que no se van por miedo, sino para fortalecer las bases del paro nacional.

Los indígenas guardan en camiones todos los insumos que trajeron para el paro nacional. La vaca solidaria los acompañó en la marcha. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

Lo mismo dice Emilio Ksique. Él fue el encargado de organizar la seguridad del campamento en estos días de manifestaciones. También fue quien evitó que durante la marcha del 18 de agosto existan enfrentamientos entre los manifestantes y la Policía.

Ksique viajará a la Costa y a la Amazonía, pretende concentrar a más compañeros para que el levantamiento tome fuerza y realizar una manifestación “contundente”. Aunque afirma que lo logrado en la capital fue importante.

Katty Betancourt, dirigente de las mujeres concuerda con su compañero. Ella señaló que las marchas en Quito fueron multitudinales y que crearon un precedente. Pero ahora es momento de partir y organizar a sus coidearios.

A esta hora, el movimiento en el parque continúa, con el calor de una fogata, los hombres suben a los carros todas las estructuras que sirvieron durante su estadía en El Arbolito. Entre tanto, las mujeres clasifican los víveres y alimentos que sobraron para enviarlos a diferentes comunidades del país.