El Papa retoma las audiencias generales tras su oper…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 2 de agosto del 2021
El Ejecutivo remitirá dos pro formas este 2021
En Ecuador se habla sobre restricciones para no vacunados
Las comunas del cantón Urcuquí se organizan en contr…
La gobernabilidad de Quito está a prueba en el Concejo
El informe del caso Celi tendrá nueve componentes
Máximo ente de rehabilitación cumple este 2 de agost…

Guillermo Lasso anuncia que dará mensajes en vivo por Facebook, Instagram y Tik Tok

Presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, anuncia que no habrá cadenas nacionales de radio y TV pero dice que se comunicará por sus redes sociales. Foto: Captura de video

El gobierno del presidente Guillermo Lasso apunta a un viraje en su política de comunicación. Con ello, no habrá cadenas nacionales y, por el contrario, se llevará el mensaje principalmente a través de redes sociales, así como medios digitales, nacionales y comunitarios.

Para concretar este objetivo se potenciará las vocerías en todas las instancias del Gobierno. Un primer paso ya se dio para viabilizar este propósito: el Jefe de Estado expidió un Código de Ética.

Con esa normativa, a nivel de comunicación, los funcionarios deben presentarse ante la prensa -al menos- una vez cada tres meses. Eso alcanza también al Primer y Segundo mandatarios, ministros y subsecretarios de Gobierno.

Guillermo Lasso habló de su estrategia de comunicación a través de Tik Tok, este miércoles 10 de junio del 2021. “Ya no va a haber cadenas nacionales que interrumpan su novela favorita, su programa favorito, su noticiero“, dijo el Presidente en un video de 50 segundos.

“Lo que sí voy a hacer es comunicar mis actividades a través de las redes sociales, para que de manera voluntaria los que quieran conocer el mensaje del Presidente se comuniquen y conozcan cuales son mis actividades”, señaló Lasso. “Así que estén atentos, que vamos a reinaugurar los Facebook Live, los Instagram Live y los Tik Tok Live muy pronto”.

Eduardo Bonilla, secretario general de Comunicación, recordó que su ente ya informó a las 101 instituciones que actualmente conforman el Ejecutivo, que la administración no usará cadenas nacionales.

Solamente, precisó, se emitirán en casos excepcionales en los que amerite hacer uso de este recurso, “por temas de interés general o temas relacionados con las necesidades colectivas de los ciudadanos y ciudadanas del país”. En esos escenarios, el Primer Mandatario autorizará su emisión.

“Vamos a cumplir lo que el Presidente prometió. Existen muchos otros medios, como las redes sociales, los medios digitales, las vocerías del Gobierno. Vamos a tener que ser más activos en vocerías, e involucrar a ciudadanos en redes sociales”, explicó Bonilla.

Además, se transmitirán eventos en vivo, que, en muchos casos, tienen más gente conectada de lo que pudiera tener una cadena, agregó.

“Ahora gracias a la tecnología podemos encontrar muchas formas de llegar a todos los rincones del país. Por eso las vocerías en radios comunitarios, medios rurales, nacionales, van a ser claves”, apuntó el funcionario.

Lo importante para la Secretaría-insistió- es tener un mensaje claro y que esté coordinado en todo el Gobierno.
Además, como parte de la nueva política comunicacional que intenta implantar el Ejecutivo, se envió a la Asamblea Nacional el proyecto de Ley Orgánica de Libre Expresión que deroga gran parte de la actual Ley Orgánica de Comunicación (LOC) vigente desde junio del 2013.

¿Qué tan efectiva puede resultar esta nueva política de comunicación? Los expertos políticos Andrés Seminario y Madeleine Molina coinciden en que los canales que se prevén para transmitir la información son herramientas válidas que permitirán reducir gastos en presupuestos.

No obstante, avizoran dos desventajas: no todos los hogares tienen acceso a Internet y, al tener cadenas, el exceso de vocerías podría distorsionar el mensaje final.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Censo, en el 2020 el porcentaje de hogares con acceso a Internet fue del 53,2%, por encima del 45,5% registrado en 2019. En ese mismo período las personas que usan Internet subió de 59,2% a 70,7%.

Para Molina, el acceso a la web aumentó tras la pandemia. No obstante, cree que eso no significa que todos tengan acceso a la información presidencial. “Hay personas, sobre todo en zonas vulnerables, que son reacias a la tecnología. ¿Cómo se va a garantizar que la información oficial llegue a ellos? Creo que no debe desaparecer la cadena nacional en los medios tradicionales”.

Con ella coincide Seminario. El experto considera que la cadena es una herramienta lícita que tiene un Gobierno para comunicar. Explicó que, al no haber cadenas oficiales y reemplazarlas por vocerías, se corre el riesgo de impulsar juicios de valor en determinados temas.

“Con vocerías caben los errores en términos de no comunicar bien. Qué difícil va a ser controlar toda la cadena jerárquica para que el mensaje sea exactamente como estratégicamente se definió” .

Pero Lasso viene usando las redes sociales desde la segunda vuelta electoral para informar a la ciudadanía. En febrero, por ejemplo, incursionó en la plataforma TikTok. Apareció en un video bailando Bad de Michael Jackson.

Ya como Presidente ha usado esta red para transmitir varias de sus actividades. Entre ellas, el pasado 18 de mayo se pronunció sobre la ruptura del acuerdo legislativo entre Creo, el Partido Social Cristiano y Unión por la Esperanza (Unes). 

Lasso se mostró frente a dos opciones. Por un lado, apareció un recuadro con el texto Pactos Políticos. Y en el otro extremo, constaba otra opción con la leyenda El Bienestar del Ecuador. En la filmación Lasso elige la opción del bienestar del Ecuador y culmina el video con un corazón.

El pasado 1 de junio Lasso volvió a utilizar TikTok, cuando recibió el bastón de mando de la nacionalidad Puruhá. En el acto estuvo acompañado de los ministros del frente social.

Otra de las acciones de la administración, según Bonilla, será la venta de los medios incautados y el envío de un proyecto de ley de medios públicos. En esta norma se incluiría también a medios comunitarios.