Siete pasos se necesitan para lavarse bien las manos
La seguridad en las fronteras se debilitó en tres años
Nuevos cuadros se forman para renovar el espectro político
Contratos petroleros ya pueden modificarse con la Ley
‘Júnior’, el testigo silencioso del éxito de Independiente
Jaime Culebras trabaja en la conservación mediante s…
Misión de la CIDH visitará Ecuador desde el 1 de diciembre
COE confirma aplazamiento de la apertura de frontera…

Justicia y Fiscalía apelarán el caso de Fidel Araujo

El Ministerio de Justicia prepara sus argumentos para apelar la absolución del mayor (r) del Ejército, Fidel Araujo.

Él fue acusado por la Fiscalía de ser el supuesto autor del delito de incitación a la rebelión, durante la revuelta policial del 30 de septiembre pasado.

Sin embargo, los jueces del Cuarto Tribunal de Garantías Penales de Pichincha lo absolvieron, porque consideraron que en la audiencia de juzgamiento no se presentaron suficientes argumentos para acusarlo.

Esta decisión molestó al Régimen que de inmediato reaccionó. El primero en hacerlo fue el presidente Rafael Correa, quien acusó a Araujo de haber coordinado la revuelta policial. A pesar de que esto nunca fue demostrado por la Fiscalía, durante la indagación.

Luego lo hizo el ministro de Justicia, José Serrano. En una entrevista radial, recogida por el periódico oficial El Ciudadano, dijo que en la decisión judicial “no se tomaron en consideración los aspectos más relevantes del proceso judicial, ni las pruebas que aportaron en este caso”.

Araujo iniciará un juicio por supuesto prevaricato en contra de Serrano, por los seis meses que estuvo detenido “injustamente”, como él dijo.

A la apelación de Justicia se sumará la de la Fiscalía. Este organismo explicó ayer, en un comunicado de prensa, que impugnará la resolución.

Miguel Jiménez, el agente que investigó el caso, aseguró que seguirá con el proceso hasta “lograr que la verdad se imponga y la sociedad conozca la identidad de los promotores e incitadores del levantamiento policial”.

En el comunicado, Jiménez aclaró que no actuó con razonamiento político, sí en base a pruebas, peritajes y declaraciones de periodistas, funcionarios e investigadores, “que involucran a Fidel Araujo”. Pero la defensa del ex militar aseguró que el Gobierno y la Fiscalía deberán probar que fue el causante de la rebelión policial. Y recordó que ninguno de los 12 testigos que presentó Jiménez concluyeron que su defendido promovió la revuelta.

Suplementos digitales