Matan a 9 personas, entre ellas dos policías que apa…
La gastronomía manabita se promocionará en 31 restaurantes
Gerente de Epmaps insiste en que la Contraloría no d…
Pablo Celi seguirá detenido en la Cárcel 4; juez neg…
Fiscalía formulará cargos contra la exvicepresidenta…
Corte Interamericana de Derechos Humanos falla en co…
La cantidad de contagios baja en un 31% en la provin…
La fiscal general, Diana Salazar, habla sobre su ges…

Justicia española investiga si expresidente Rafael Correa fue blanco de espionaje

Correa acusa a la firma española Undercover Global de espionaje. Dice que la firma accedió a los dispositivos telefónicos de sus hijas Foto: Archivo/ Mario Faustos/ EL COMERCIO.

Correa acusa a la firma española Undercover Global de espionaje. Dice que la firma accedió a los dispositivos telefónicos de sus hijas Foto: Archivo/ Mario Faustos/ EL COMERCIO.

Correa acusa a la firma española Undercover Global de espionaje. Dice que la firma accedió a los dispositivos telefónicos de sus hijas Foto: Archivo/ Mario Faustos/ EL COMERCIO.

Un alto tribunal español admitió investigar si el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, fue víctima de espionaje por parte de una empresa española también denunciada por el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, señalaron este viernes 24 de julio del 2020 a la agencia AFP fuentes judiciales.

El juez de la Audiencia Nacional de Madrid que estudia la demanda de Assange admitió a trámite en junio una querella presentada por el expresidente ecuatoriano contra la firma Undercover Global y su gerente David Morales Guillén, según el auto consultado por la AFP .

En la querella, Correa acusa a la empresa, que le había prestado servicios de seguridad hasta 2019, de efectuar “seguimientos y fotografías” de sus encuentros con el abogado de Assange, el español Baltasar Garzón, y de elaborar informes en inglés sobre otras reuniones mantenidas en Bélgica.

El expresidente, enfrentado con su sucesor Lenín Moreno y reclamado por la justicia de su país, también acusa a Undercover Global de obtener los dispositivos telefónicos de sus hijas, “accediendo a sus chats, conversaciones telefónicas e imágenes” y de capturar “fotografías íntimas” de una de ellas, señala el auto.

El juez instructor José de la Mata entiende que estos hechos “podrían constituir delitos contra la intimidad”, por lo que “procede la admisión a trámite de la querella contra David Morales Guillén y contra Undercover Global”.

En el auto, fechado el 22 de junio, el magistrado estipula la apertura de una causa separada en la que pide citar a declarar como testigo por videoconferencia a Correa, su mujer y sus hijas.

Undercover Global se encuentra bajo el foco de la justicia española por una demanda de Assange por presunto espionaje.

La firma estaba encargada de la seguridad de la embajada de Ecuador en Londres, donde estuvo refugiado el fundador de WikiLeaks desde 2012 hasta 2019.

Assange asegura que la empresa interceptó sus comunicaciones en la embajada y las transmitió a las autoridades de Estados Unidos, cuyo departamento de Justicia quiere juzgarlo por la filtración de miles de documentos militares y diplomáticos confidenciales en 2010.

El australiano declaró en diciembre por videoconferencia ante la Audiencia Nacional, que la próxima semana ha citado a siete testigos, entre ellos Baltasar Garzón.

La defensa de Assange confía en que estas denuncias lo ayuden en la vista de extradición a Estados Unidos programada para septiembre en Londres, donde está encarcelado.