20 de August de 2011 00:01

Iglesia Católica, Fuerzas Armadas y medios, con una mejor aceptación

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Iglesia Católica, los medios de comunicación y las Fuerzas Armadas obtuvieron más de 70 puntos porcentuales de calificación. Mientras, la Asamblea y el Gobierno sacaron 24,7 y 43,4%, en una encuesta realizada por Market a 760 personas, en Quito y Guayaquil, el 6 y 8 de este mes.

Francis Romero, vocero de Market, dirigida por Blasco Peñaherrera Solá, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, precisó que las evaluaciones de junio, julio y agosto permiten concluir que la calificación de la gestión de los medios, sin clasificarlos entre privados y públicos, ha registrado un crecimiento positivo. Estas cifras muestran un despegue desde marzo: 61%. En cuanto al Gobierno y la Asamblea, la tendencia es negativa.

Para Fernando López, decano de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Central, este resultado marca con claridad un comportamiento tendencial, que empezó a registrarse desde el 7 de mayo, en la consulta popular. Entonces, las preguntas relacionadas con el control y propiedad de los medios obtuvieron la menor votación.

Si la encuesta se hubiera realizado técnicamente, precisó López, revelaría que “el discurso antimedios que el Gobierno ha llevado adelante y que tuvo éxito, se está agotando. Y que Rafael Correa pierde credibilidad y apoyo en centros urbanos grandes”. Otra cosa -sugiere- se opinaría en Manabí, provincia en donde se alaba la construcción de carreteras, por ejemplo.

Hernán Ramos, economista y consultor internacional sobre medios de comunicación, señaló que “Market, encuestadora dotada de fuertes cargas políticas anticorreístas, registra este alto nivel de aceptación ciudadana sobre la tarea de los medios, más en Guayaquil que en Quito, por el efecto diario El Universo, que alertó a la sociedad (urbana sobre todo) respecto de un hecho muy comentado y aún no descifrado: la peligrosa dimensión de la guerra abierta entre el poder político y los grandes medios privados ecuatorianos”.

Ramos comentó que tras el fallo inicial contra los dueños y el ex Editor de Opinión de El Universo la guerra dejó la tarima y se instaló en los juzgados; escaló de la crítica selectiva a la descalificación generalizada del oficio periodístico; se volvió una espada de Damocles sobre los medios en tanto empresas mediáticas...

“Mientras tanto, los medios estratégicamente aturdidos, tratan de curar sus heridas y recuperar terreno, con la sociedad entera como testigo”.

Para Ramos, las cifras de Market reflejan una acción en tres dimensiones: 1.- El Gobierno presiona en las cortes y quema fusibles ante sus amigos y adversarios; 2.- Los medios cierran filas para enfrentar la escalada presidencial y de forma estratégica victimizan -en el escenario internacional- su posición; 3.- La Asamblea, con más vicios políticos que virtudes éticas, ventila de forma mediocre el debate político sobre la nueva Ley de Comunicación, y pasa lo que tiene que pasar: cocina a fuego lento su propia credibilidad.

Jimmy Pinoargote, legislador opositor a la Ley de Medios, cree que la Asamblea no ha cumplido su rol, no hay equilibrio de funciones. Por eso la mala calificación. “Los medios son invitados cotidianos en las casas, la gente a la larga rechaza el ataque”.

Del lado del Gobierno, Fernando Alvarado, secretario de Comunicación eludió el debate; solo opinó: “Market no sirve”.

Manuel Ignacio Gómez Lecaro, en su columna de opinión en El Universo, reflexionó esta semana en torno a la frase: “El peor de los tiempos para el periodismo es el mejor de los tiempos para el periodismo”. Escribió que el caso contra ese Diario ha generado indignación y reacción. “Quien antes iba directo a la sección deportiva del Diario, ahora se detiene un poco más en las páginas de política y opinión, comparte artículos, sigue a periodistas en Twitter, opina, escribe, reclama, busca información”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)