Audio filtrado pone en duda la no injerencia entre p…
Jóvenes cumplen proyectos personales tras salir de p…
Sujetos asaltan carnicería en Machala usando un cuchillo
Ejército chino patrullará 'regularmente' las aguas q…
Presidente Lasso anunció que elabora el veto al proy…
Cuatro presuntos delincuentes fueron detenidos tras …
Padre, madre e hijo desaparecieron en el cerro Auqui…
Policía de Florida mata a un exagente federal armado…

Álvaro Noboa insiste que terreno en Engabao es suyo, con documentos en la mano

Imagen referencial.Tractores derrumbaron muros edificados por la empresa Vimare S.A, del empresario Alvaro Noboa. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Imagen referencial.Tractores derrumbaron muros edificados por la empresa Vimare S.A, del empresario Alvaro Noboa. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Imagen referencial.Tractores derrumbaron muros edificados por la empresa Vimare S.A, del empresario Alvaro Noboa. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Es la segunda vez en menos de 48 horas, que el empresario guayaquileño Álvaro Noboa, se pronuncia sobre Engabao, territorio que está en disputa entre su empresa Vimare S.A y los comuneros.

Mediante una rueda de prensa, este jueves 1 de octubre, Noboa insistió que las 385 hectáreas de las haciendas Merceditas 1 y 2, son de su propiedad, pese a que el pasado martes el gobernador del Guayas, Julio César Quiñónez, afirmara que el terreno le pertenece a la población que habita en la Comunidad.

Durante la intervención de esta tarde, Noboa mostró públicamente documentos que respaldarían su posición. Entre ellos, comprobantes de los últimos pagos de impuestos de predios ante el Municipio de Playas que, según Noboa, tienen suficiente validez jurídica. Parte de los papeles que mostró como pruebas, detallan que ambas haciendas constan en escrituras locales desde 1983 y 1987, respectivamente.

Noboa agregó que un juez es el único ente competente para expulsar a Vimare del territorio, posterior a un juicio perdido por la compañía. Sin embargo afirmó, que hasta el momento ninguna notificación le ha llegado.

El empresario lamentó, además, que el martes derrumbaran las paredes construidas por su compañía y que cercaban el terreno que, según dice, le pertenece. Dijo también que antes de la llegada de las maquinarias al lugar con resguardo policial, su empresa no fue alertada de lo que sucedería.

Por otra parte, este Diario solicitó una respuesta del gobernador Julio César Quiñónez quien participó en la operación del martes, pero desde el departamento de Relaciones Públicas de la Gobernación confirmaron que el funcionario atraviesa una intensa agenda. Ese día, Quiñonez brindó garantías a los pobladores de Engabao. Les dijo que los defenderá contra "pretensiones que no son legales de empresas privadas".