8 de October de 2011 00:01

La funcionaria que se enredó en sus palabras

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Lo que dijo
“El Gobierno Nacional se compromete a ayudar a las ciudades que no nos compete, pero por compasión con la población vamos a ayudarles con recursos para que hagan las vías”.

Lo que hizo
La funcionaria no hizo una evaluación de sus palabras, sino que  optó por culpar a la prensa de una supuesta descontextualización de sus declaraciones, sobre las obras en Portoviejo.

Su hoja de vida
Arquitecta de profesión.  Dirigió el Ministerio de Vivienda en la primera parte del Gobierno. En  2009 fue candidata a la Alcaldía de Guayaquil, pero perdió con Jaime Nebot. Luego fue al Ministerio de Transporte.

La ligereza a la hora de formular declaraciones terminó por ubicar en una posición comprometida a la ministra de Transporte, María de los Ángeles Duarte.

La polémica tuvo como origen una entrevista atropellada que la funcionaria brindó a la salida de un acto religioso en Quito, el viernes anterior, al margen de los actos de recordación por el 30-S.

Fue en ese contexto en que de sus labios salió la palabra “compasión”, que fue tomada de la peor forma posible en Portoviejo y en redes sociales como Twitter.

Sobre todo, porque la usó mientras explicaba las razones por las cuales el Ejecutivo destina fondos para obras viales en la capital de Manabí, ante una aparente ineficiencia del gobierno cantonal.

“El Gobierno Nacional se compromete a ayudar a las ciudades que no nos compete, pero por compasión con la población vamos a ayudarles con recursos para que hagan las vías”.

Esa fue la frase exacta que usó la Ministra para asegurar que el Régimen sí atiende las necesidades de Portoviejo, que fue reproducida durante la presente semana por los medios locales.

Primero lo hizo el lunes Radio Capital, cuyo reportero le había formulado la pregunta a la Secretaria de Estado. Después fue diario La Hora de Manabí, que en su edición del martes tituló“Duarte: Obras son por compasión”, en relación a esa entrevista.

Esas expresiones cayeron como un ‘masazo’ entre la población y autoridades de Portoviejo, ciudad en la que el gobierno de Rafael Correa tiene un rentable capital electoral, reflejado en la reciente consulta de mayo.

Luego de escuchar y verificar esas palabras, Humberto Guillem (PSP), alcalde de Portoviejo, convocó a una reunión extraordinaria del Concejo Municipal, que se celebró la tarde del miércoles.

En esa cita, los concejales portovejenses calificaron como inaceptables las declaraciones de la funcionaria del Gobierno.

El Municipio resuelve “rechazar categóricamente la expresiones peyorativas e irrespetuosas de la Sra. María de los Ángeles Duarte Pesantes, ministra de Transporte y Obras Públicas, en contra del pueblo de Portoviejo y de su Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal”.

En este marco, el alcalde Guillem sugirió a la ministra Duarte que se abstenga de asistir a la Sesión Solemne del 18 de octubre, por las festividades de la capital de Manabí.

Pero los efectos de una declaración poco meditada de la Ministra no se quedaron en los límites de la política manabita, sino que llegaron a Twitter, donde se generó una ola de cuestionamientos.

Las críticas se encauzaron en la etiqueta #porcompasión, que hasta ayer continuaba recibiendo comentarios. La mayoría de ellos reprochaba a la funcionaria por haber dejado entrever que es la lástima el motor que mueve las obras del Ejecutivo. “Por compasión te arreglo la escuela, pero no es mi trabajo (Ministerio de Educación”, fue uno de los comentarios que circularon en la red.

Ante el torbellino de reproches, la funcionaria optó por usar su cuenta de Twitter para aclarar sus declaraciones. Sin echar mano de un sentido autocrítico, Duarte recurrió al mismo libreto del presidente Correa para buscar responsables de los episodios molestos que suele afrontar su administración. De este modo, culpó a la prensa manabita por una supuesta mala edición de sus palabras.

En ese punto repitió los mismos argumentos que emplea Correa: acusó a los medios de una supuesta descontextualización y les endilgó una presunta falta de ética en su tarea.

“Se evidencia la falta de ética de los periodistas que descontextualizan y desinforman a la población generando odios estériles”.

En este escenario, en lugar de evaluar un posible error y replantear su forma de actuar cuando atiende a los periodistas, la funcionaria optó por exigir que diario La Hora de Manabí haga pública una excusa.

“Quien debe disculparse es el diario La Hora que miente. Qué pena que esa clase de prensa sea la que informe a los manabitas”.

Sin embargo, esta no es la primera vez que Duarte se lanza en contra de la prensa, por considerar que ha afectado su imagen. También lo hizo contra los periodistas Juan Carlos Calderón y Christian Zurita, autores del libro ‘El Gran Hermano’, que reseña los contratos con los Estados que celebró Fabricio Correa, hermano del Jefe de Estado.

A ambos les conminó a que retiren de circulación esa publicación, pues se queja que en un pie de foto se diga que los contratos fueron otorgados mientras ella era Ministra de Vivienda; una situación que ella niega. Por ello planteó una demanda por daño moral contra los periodistas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)