12 de January de 2012 17:38

Fuertes medidas de seguridad para el arribo de Ahmadinejad

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El arribo del presidente iraní Mahmud Ahmadinejad a Guayaquil, su primera parada dentro de su corta visita a Ecuador, estuvo rodeada de un fuerte operativo de seguridad.

El mandatario iraní llegó en el avión presidencial de la República Islámica de Irán, a las 12:00, a la base aérea militar Simón Bolívar de Guayaquil, en el norte de la ciudad.

Ahmadinejad y su comitiva saludaron en suelo ecuatoriano con su embajador en el país, Majid Salehi y funcionarios en Guayaquil del consulado iraní.

Ahmadinejad permaneció por alrededor de una hora en la base aérea. Allí, según voceros de su comitiva, aprovechó unos minutos para rezar en privado.

La prensa ecuatoriano debió pasar tres filtros de seguridad previo al arribo del mandatario persa, dos revisiones de documentos al ingreso a la base, y un cacheo pormenorizado ya dentro de la instalación aérea.

Ahmadinejad estuvo en todo momento bajo la custodia de cuatro personas de su equipo de seguridad, incluso cuando pasó revista a la tropa que realizó la guardia de honor, un grupo de estudiantes de la Escuela Naval.

Ahmadinejad no ofreció en Guayaquil declaraciones a la prensa, lo hizo minutos antes de su arribo su embajador en Ecuador.

Salehi sostuvo que con la visita se espera que “se fortalezcan las relaciones bilaterales en todos los sectores, tanto cultural, político, económico y comercial”.

El diplomático manifestó que, en lo económico, hay proyecto que están en agenda. “En el sector agrícola ya estamos hablando de la posibilidad de traer tractores para comercializarlos aquí; y, al mismo tiempo, traer semillas de arroz ara probar si aquí se pueden producir y esta producción llevarla a Irán”.

En el sector energético, Irán tendría interés en participar en proyectos. “Estamos hablando a ver si es posible si Irán participa con financiamiento en los proyectos hidroeléctricos, por ejemplo; igual en el sector petrolero, en el geológico, transferencia de tecnología...”.

Con relación a los cuestionamientos del sector empresarial ecuatoriano por el casi nulo intercambio comercial que existiría entre ambos países, el embajador sostuvo que aquello “no es cierto”. “Lo que pasa es que, por razones técnicas y de precio, los empresarios (iraníes) a los productos ecuatorianos, entre estos el banano, lo están llevando a otros puertos cercanos a Irán, como los de Turquía y Emiratos Árabes, porque así bajan los costos”.

El presidente iraní y su comitiva tomaron a las 13:20 un avión de la FAE para trasladarse a Quito.
 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)