Coyoteros apuntan a ciudadanos venezolanos desde Ecuador
Ministro de Defensa: ‘Necesitamos estrategia regiona…
Nuevo espacio en el relleno de El Inga durará hasta …
Los teatros sacan sus obras al aire libre en Guayaqu…
Alumnos están interesados en una modalidad híbrida
Seguros Sucre deberá cubrir siniestros de pólizas vi…
Texas permitirá el libre porte de pistolas sin neces…
Copias de cédulas, certificado de votación u otros d…

Largas filas en el interior de los recintos electorales y tráfico vehicular se registran en Guayaquil

En el arranque de la jornada electoral hubo personas que se aglomeraron en el ingreso del recinto, en la Universidad de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / El Comercio

En el arranque de la jornada electoral hubo personas que se aglomeraron en el ingreso del recinto, en la Universidad de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / El Comercio

En el arranque de la jornada electoral hubo personas que se aglomeraron en el ingreso del recinto, en la Universidad de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / El Comercio

Filas de hasta 50 personas se registraron dentro de los recintos electorales en Guayaquil desde tempranas horas de este domingo 11 de abril del 2021.

A la Universidad de Guayaquil, ubicada en el norte de la ciudad, los votantes llegaron desde las 06:30. En esta sede, las puertas se abrieron a las 07:00 y las mesas se instalaron entre las 07:30 y 07:45.

La demora fue, básicamente, por la falta de miembros en las juntas receptoras del voto.

A diferencia de las elecciones del 7 de febrero, en esta ocasión, las largas columnas fueron al pie de las aulas o facultades en donde debían sufragar. En la Facultad de Jurisprudencia, por ejemplo, se situó la fila más larga. Unas 60 personas esperaban por ingresar a sus mesas asignadas. La situación se repitió en diferentes partes del mismo recinto.

En el arranque de la jornada electoral hubo personas que se aglomeraron en el ingreso del recinto. Sin embargo, luego de la apertura de puertas de la sede el flujo de personas se normalizó.

Aunque los militares y policías trataron de controlar el orden, por momentos, las personas se rompían filas y se aglomeraban irrespetando los protocolos de bioseguridad.

Los uniformados, colocados en diferentes puntos del recinto, también realizaron rondas para supervisar el cumplimiento del distanciamiento social y del correcto uso de mascarillas.

En los exteriores, los vendedores no regularizados se ubicaron en las aceras, como las personas que ofrecían servicios para plastificar el certificado de votación.

El tráfico vehicular se incrementó en las vías del norte de la ciudad a partir de las 09:30. Hasta el mediodía, la avenida San Jorge, la Francisco de Orellana y la Plaza Dañín, colapsaron por el tráfico en dirección a los más grandes recintos electorales de la ciudad.

La avenida de Las Américas, en las afueras del Centro de Convenciones, también lució congestionada. Incluso, usuarios en Twitter, solicitaron intervención por parte de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) para que se controle el flujo de los vehículos en esa zona.

En el centro y sur de la ciudad, la situación fue similar. Las calles cercanas al colegio Vicente Rocafuerte lucieron repletas de vehículos.