23 de February de 2011 00:00

Fidel Araujo fue llamado a juicio

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El mayor (r) del Ejército, Fidel Araujo, es el primer llamado a juicio por la revuelta policial del 30 de septiembre pasado.

Ayer, el fiscal de Delitos contra la Administración Pública, José Miguel Jiménez, lo acusó de ser el supuesto autor del delito de incitación a la rebelión de los policías del Regimiento Quito.

Ese día, un grupo de policías y militares se insubordinó para reclamar por la aprobación de la Ley de Servicio Público.

La audiencia se cumplió en el Juzgado Décimo Cuarto de lo Penal y duró más de tres horas (desde las 16:30 hasta las 20:00).

En su intervención, el fiscal Jiménez sostuvo que Araujo estuvo en los exteriores del Regimiento Quito, durante los hechos del 30-S, para incitar la revuelta.

El fiscal presentó videos en los cuales se veía a Araujo hablando por celular. Además de una entrevista concedida a Ecuavisa el mismo día. Allí, Araujo asegura que fue a la protesta como ciudadano,  a apoyar a los policías.

Esta fue la principal prueba que presentó  la Fiscalía.

Pero Édgar Pavón, abogado de Araujo pidió que sea desestimada porque la cita de la televisora era editada y además, no se había respetado la cadena de custodia en el almacenamiento y traslado de las filmaciones.

Jiménez rechazó esta solicitud y su criterio fue avalado por el juez, Leonardo Tipán.

Además, el Fiscal presentó una nota del diario El Universo, en la cual se aseguraba que Araujo arengaba a los policías a protestar, cuando el presidente Rafael Correa hablaba desde una ventana a los uniformados.

Sin embargo, la defensa demostró que mientras el Jefe de Estado estaba en el Regimiento Quito, Araujo estaba en la Cooperativa 29 de Octubre haciendo un trámite financiero.

Pavón dijo que no presentó pruebas concretas de que Araujo incitó a la sublevación. Incluso se desecharon como una evidencia las conversaciones telefónicas que el oficial retirado del Ejército mantuvo con el policía Geovanny Fuentes, el 30-S.

Por eso, el fiscal  Jiménez no acusó a Geovanny Fuentes.

Los dos hombres aseguraron que su comunicación fue por asuntos académicos, pues Fuentes estaba estudiando el curso de ascenso para  mayor de Policía.

Casi a las 20:00, el juez Tipán dictó, conforme al Código de Procedimiento Penal, el auto de llamamiento a juicio en contra de Araujo y ratificó la prisión preventiva que soporta actualmente.

Mientras tanto, el dictamen de Fuentes pasó a consulta ante el fiscal de Pichincha, Marco Freire.

Luego de la diligencia, Araujo señaló que desde ayer se considera un preso político, porque “se demostró la presión política” que ha existido para acusarlo. Mientras sus hijas y su madre lloraban, otros familiares gritaban  contra Jiménez. “Ojalá pueda dormir esta noche. Muchas gracias por lo que nos ha hecho...”.

 

Araujo fue trasladado nuevamente al Centro de Detención Provisional. Allí permanecerá  hasta que concluya el juicio.

Otro caso

El viernes se realizará la audiencia para emitir dictamen en el caso de supuesto intento de asesinato al Primer Mandatario.

En ese proceso están involucrados ocho policías. Entre ellos, el ex director del Hospital de la Policía, César Carrión.

La diligencia se efectuará a las 08:30, en el Juzgado XII de Garantías Penales de Pichincha. Los familiares de los detenidos anuncian que realizarán una protesta para conseguir su liberación.

Los familiares de los policías detenidos por el 30 de septiembre pidieron a la Fiscalía y a la Justicia que se respete el debido proceso. Anunciaron que todos los lunes realizarán protestas frente a la Fiscalía General.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)