Corea del Norte alerta de que el país atraviesa una …
Se elevan a 164 las muertes por las fuertes lluvias …
Así se deben movilizar los vehículos en la última se…
España inicia la donación de 101 760 de dosis de Ast…
Cinco heridos deja el incendio de un departamento en…
Salir de una banda, relato de dos ecuatorianos exlíd…
El Reino Unido asiste atónito al rápido descenso de …
Incendios, ráfagas y alta radiación aumentan en vera…

Al hospital Eugenio Espejo arribó Salvador Quishpe

La asambleísta Lourdes Tibán llegó hasta el hospital Eugenio Espejo para conocer el estado de salud del prefecto Salvado Quishpe. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

La asambleísta Lourdes Tibán llegó hasta el hospital Eugenio Espejo para conocer el estado de salud del prefecto Salvado Quishpe. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Salvador Quishpe, prefecto de Zamora, acudió al hospital Eugenio Espejo. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

A las 22:45, de hoy, jueves 13 de agosto arribó prefecto de Zamora Chinchipe, Salvador Quishpe, al hospital Eugenio Espejo.

Su rostro y sus manos estaban cubiertos por una capa negra, su camisa estaba rota en la manga.

Quishpe dijo que los enfrentamientos con la Policía dejaron unos “20 compañeros heridos” y hay uno que se encuentra “entre la vida y la muerte”. Se trata de un dirigente Amazónico que se encuentra en el hospital Enrique Garcés, en el sur.

A esta casa de salud también arribó Lourdes Tibán, asambleista y líder indígena, quien estaba pendiente de sus compañeros y averiguaba por el estado de los heridos.

La asambleísta Lourdes Tibán llegó hasta el hospital Eugenio Espejo para conocer el estado de salud de sus compañeros. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Tibán expresó que se encuentra Manuela Picq, con heridas en su cráneo y que deben hacerle radiografías.

Tibán contó que supuestamente se le piensa deportar a su país y que un embajador se encuentra en el lugar.

Manuela Picq, es una fotógrafa francobrasileña, quien estaba en compañía de Carlos Perez, líder de la Conaie.

Tibán dijo que lo que le pudo contar Picq es que no quiere ser deportada hasta cuando se encuentre bien.

A las 23:28 un grupo de policías bordean el área de emergencias.

Hay un grupo de indígenas y de movimientos sociales que también se encuentran en la puerta de emergencias.

Un grupo de indígenas esperan en el hospital Eugenio Espejo información sobre indígenas heridos. La casa de salud se encuentra resguardada por efectivos de la Policía. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO