N. Zelanda facilita cambio de sexo en certificados d…
OMS confirma que vacunas ofrecen inmunidad de 6 meses
El apoyo del Gobierno permite a Quito financiar nuev…
La CC aclaró las reglas a los despidos por fuerza mayor
Ecuador, con más reportes de SARS-CoV-2 en animales  
La producción petrolera está por debajo de la meta prevista
Agricultores e industriales reclaman por especulación
Pablo Arosemena: ‘No nos hemos reunido con los…

Enfrentamiento entre militantes correístas y la Policía se registró en el centro de Quito

El 15 de enero del 2018 se evidenciaron forcejeos afuera de Carondelet. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

El 15 de enero del 2018 se evidenciaron forcejeos afuera de Carondelet. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

El 15 de enero del 2018 se evidenciaron forcejeos entre simpatizantes del correísmo y policías afuera de Carondelet. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Unos 30 militantes del correísmo, liderados por los asambleístas Soledad Buendía, Amapola Naranjo y Esteban Melo, acudieron la tarde de este lunes, 15 de enero de 2018, a la Plaza Grande, en el Centro Histórico de Quito. Iban a develar una placa por el undécimo aniversario de la llamada revolución ciudadana.

Se reunieron sobre la calle Chile y caminaron hacia la calle García Moreno. Pretendían mostrar la placa junto al ingreso norte del Palacio de Carondelet. Sin embargo, un grupo de policías de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) lo evitaron.

En ese momento hubo forcejeos y -según Melo- los agentes les quitaron la placa. Eso hizo que los militantes intentarán agredir a los policías y se desate un enfrentamiento. Se lanzaron gases pimienta y se retiró a los militantes de las inmediaciones de la casa presidencial.

No hubo detenidos. Y algunos de los simpatizantes del expresidente Rafael Correa aseguran tener contusiones en varias partes del cuerpo. Cerca de las 16:20 los dirigentes empezaron a retirarse del lugar.

Ahora, los legisladores analizan, junto a sus equipos jurídicos, la posibilidad de empezar una acción legal contra la fuerza pública por haber sido “objeto de represión”.

Suplementos digitales