Al menos cinco muertos y 44 heridos en varios terrem…
El papa Francisco se reunió con Elon Musk
Los misteriosos ‘Peaky Blinders’ que atr…
Fallece en Guayaquil Francisco Huerta Montalvo
Imágenes: Quito repara los daños que quedaron por el paro
Cuenta regresiva
El Gobierno tiene la oportunidad para reconciliar po…
La reactivación económica depende de tres tareas

Destitución de Llori enfrenta otra traba y oposición baraja cuatro salidas

La presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori, interpuso unas medidas cautelares que le fueron concedidas este viernes 27 de mayo. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

La autoconvocatoria, pedir que se cambie el orden del día en una nueva sesión del Pleno o apelar la Presidencia son los recursos que le quedan a la oposición legislativa para avanzar hacia la destitución de Guadalupe Llori (PK) como titular del Parlamento.

Se trata de mecanismos a los que ya ha recurrido la mayoría compuesta por el correísmo, Partido Socialcristiano (PSC) y los disidentes de Pachakutik y la Izquierda Democrática, frente a los bloqueos de Llori a este proceso.

Llori tiene de plazo hasta el lunes 30 de mayo para convocar a los 137 legisladores y conocer el informe de la comisión ad hoc, que recomendó removerla del cargo.

Medidas cautelares

El escenario vuelve a ser incierto después de que Pachakutik obtuvo medidas cautelares para anular este proceso. El recurso fue aceptado por la unidad judicial de Quitumbe, en el sur de Quito, una semana después de haber sido presentado.

“La Presidencia y el Pleno, en el ámbito de sus competencias, deben abstenerse de conocer, tratar y resolver el informe”, dice la sentencia; y dispone que se conforme una nueva comisión ad hoc.

El coordinador de Pachakutik, Marlon Santi; el jefe de bloque, Salvador Quishpe, y la subcoordinadora, Sofía Sánchez, lo catalogaron como un triunfo. “Se queda pulverizada la comisión, entre comillas, multipartisidista”, dijo Quishpe. Santi señaló que esa instancia era “un grupo de amigos”.

Pachakutik desconoció la participación de Peter Calo en esta comisión, encabezada por el socialcristiano Pedro Zapata, Pamela Aguirre del correísmo, el independiente Jhon Vinueza y la ex-ID Lucía Placencia.

El argumento es que Calo forma parte de los seis legisladores autodenominados rebeldes que fueron separados del bloque y no representa a este partido. Los comisionados, por su lado, catalogaron a la sentencia como una injerencia de la justicia en el Poder Legislativo.

Los jefes de bloque del oficialismo, Juan F. Flores, y de la ID, Marlon Cadena, insistieron en que la comisión ad hoc es nula.

Las opciones

Autoconvocatoria

Para una autoconvocatoria del Pleno se requieren del apoyo de 92 legisladores. «En este caso y a falta de convocatoria del Presidente de la Asamblea, con la voluntad de las dos terceras partes de sus integrantes, el Pleno podrá autoconvocarse. Dirigirá la sesión la autoridad del CAL que esté presente en el orden de prelación», dice el art. 5 de la Ley Legislativa.

El correísmo y sus aliados: el Partido Social Cristiano (PSC), los asambleístas expulsados de las bancadas de Pachakutik y la Izquierda Democrática (ID) lograron aglutinar a 89, incluidos varios independientes, el 20 de abril pasado cuando invocaron a este recurso por última vez.

En ese entonces, Llori se negaba a convocar al Pleno para conformar la comisión pluripartidista ad hoc. Ni el oficialismo, ni la ID ni Pachakutik apoyan esta opción, pues señalan que este proceso es nulo, ya que fueron relegados por la mayoría de oposición.

Cambio del orden del día

La posibilidad de cambiar el orden del día de una sesión del Pleno consta en el art. 129 de la Ley legislativa. Allí dice que “el orden del día propuesto podrá ser modificado, previa petición escrita presentada ante la Secretaría General de la Asamblea con al menos 24 horas de anticipación para la instalación de la sesión con al menos el 10% de los asambleístas.

Sin embargo, este recurso solo puede ser presentado en una nueva sesión del Pleno y no en una continuación. Eso ocurrió el 26 de abril, cuando Marcela Holguín, del correísmo, invocó a ese recurso para dar paso a la conformación de la comisión pluripartidista ad hoc.

La moción de Holguín obtuvo 94 votos a favor. Mientras que con el apoyo de 81 legisladores, la comisión quedó integrada por Pedro Zapata (PSC), Pamela Aguirre (UNES), el independiente Jhon Vinueza, y Peter Calo y Lucía Placencia, disidentes de Pachakutik y la ID.

Apelación a la Presidencia

Desde que se incrementó la pugna por el control de la Asamblea, en febrero pasado, la Presidencia de Guadalupe Llori ha sido apelada en tres ocasiones. La última vez se dio el 26 de abril, con 84 votos a favor, y fue presentada por el socialcristiano Esteban Torres.

En ese entonces, asumió las riendas de la sesión el primer vicepresidente, Virgilio Saquicela (Ind.), quien dio paso al cambio del orden del día de Unes para conformar la comisión ad hoc.

“Un asambleísta podrá apelar la Presidencia cuando considere que ésta ha vulnerado las normas procedimentales establecidas en esta ley. En este caso, la Presidenta encargará la dirección de la sesión a quien corresponda. Si la apelación es negada, reasumirá la dirección de la sesión, y si es aceptada, podrá reintegrarse en la sesión siguiente”, dice el art. 140 de la ley legislativa.

Vía judicial

Frente a las medidas cautelares obtenidas por Pachakutik, hay división de criterios en la oposición legislativa. Lucía Placencia, integrante de la comisión ad hoc, cree que a la Asamblea le corresponde solicitar que se revoque este recurso.

Esteban Torres (PSC), quien denunció a Llori por incumplimiento de funciones, sostiene que esas medidas “no tienen ningún valor jurídico” para la Asamblea. “El informe tiene que ponerse en conocimiento del Pleno, tiene que tomarse una decisión”.

Torres recordó que en el pasado Ana Galarza, Fabricio Villamar y Bella Jiménez, presentaron esos recursos para intentar frenar su destitución de la Asamblea y esta Función hizo “caso omiso”.

Además de las medidas cautelares, Llori presentó en la Fiscalía una denuncia penal contra los 81 legisladores que votaron a favor de la comisión ad hoc, por supuesto incumplimiento de orden de autoridad competente.