9 de August de 2012 00:03

Creemos en la transformación profunda y estamos unidos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Entrevista. Manuel Salgado. Militante socialista; precandidato presidencial

¿Por qué aceptó la precandidatura a la Presidencia de la República, como parte de la fracción socialista no afín al Gobierno, dentro de la Coordinadora por la Unidad de las Izquierdas?

Porque el partido no le pertenece a un grupo o persona sino a obreros, campesinos, indios, negros, montubios, pequeños comerciantes. Somos la única organización que ha logrado sobrevivir, pese a que desaparecieron el Partido Conservador, Partido Liberal… Por lealtad a principios y sectores sociales objeto de persecución y acoso por parte del gobierno de Rafael Correa.

En la década de los ochenta usted terció por la Presidencia y le fue muy mal.

En 1984 enfrenté a León Febres Cordero (PSC) y Rodrigo Borja (ID) levantando las tesis del socialismo. Estábamos naciendo y teníamos una estructura muy débil, sin recursos económicos.

Usted es un maestro universitario, ¿qué tantas opciones tiene como carta de los socialistas. Hay precandidatos como Guillermo Lasso o Rafael Correa que salen a diario en televisión?

Estamos participando en unas primarias, de manera que no sabemos quién será elegido, el primero de septiembre se definirá. Si solo sumamos aritméticamente la fuerza de esta coalición llamada la unidad por la izquierda plurinacional, tendríamos poco más del 15%. Es un extraordinario punto de partida.

¿No le parece preocupante que muchos ciudadanos no conozcan a los seis precandidatos de la tendencia?

Fui parte del buró de campaña del ahora presidente Rafael Correa y cuando hicimos las primeras encuestas, en el 2006, tenía 3,5 y 4% de popularidad, un alto segmento de la población ecuatoriana ni siquiera lo conocía.

En su caso, uno de los rostros más fuertes de la coordinadora es Alberto Acosta, un intelectual. ¿No se siente usted en desventaja frente a otras opciones electorales?

Somos parte de una izquierda madura, candidatizaremos al compañero que reúna las mejores características, no habrá disputas de carácter personal, construimos un gran espacio de unidad de los que ayer apoyamos a Rafael Correa. Ahora, como nos ha traicionado, tenemos el legítimo derecho de levantar una alternativa distinta.

¿Pero está o no en desventaja frente a opciones de gente más conocida en la política?

En procesos unitarios, el análisis unipersonal de una organización no es válido, el efecto de la unidad, la multiplicación de entusiasmo y fuerzas puede dar lugar a cualquier cosa. En el recorrido que hemos hecho por las provincias de Imbabura, Cotopaxi, Chimborazo, Pichincha, se ha visto que estamos más allá de lo que dicen las encuestas.

¿Qué tanto pesará el hecho de que ustedes son ex aliados del Gobierno?

Este proyecto llegó a tener la cifra más alta con nuestro aporte, así se ratificó la Constitución de Montecristi, con más del 80% de votación. Ahora hay que medirse por segunda vez. En la consulta de mayo del 2011 ya se vio un Ecuador dividido. El resultado es imprevisible.

¿De qué dependerá?

Dependerá de planteamientos, de la inteligencia con que se tomen decisiones, de que se construyan organizaciones progresistas, democráticas, de mujeres, de la pequeña minería, de diferentes sectores provinciales y regionales. Así el resultado en una proceso electoral se volverá imprevisible. Eso es así.

¿Un sector ciudadano los ve a ustedes como los resentidos, los que dejaron al Gobierno ahora en el poder?

Puede haber en un segmento de la población esa percepción, pero hay otro que a estas alturas nos ven como una necesidad. No es la primera vez que ocurre. En el pasado nos traicionó Lucio Gutiérrez. El pueblo es inteligente. Los que creemos en una profunda transformación estamos unidos y tomamos distancia del gobierno de Rafael Correa, que cada vez gira más a la derecha.

¿Qué tan realista es decir que el presidente Correa no será invencible en estas elecciones del 2013?

El presidente Correa ha utilizado de modo sistemático, desde el inicio de su gobierno, la publicidad como componente fundamental de su estrategia política y tiene su impacto. Nosotros no menospreciamos eso, pero también impactan las condiciones de vida. El proceso de modernización capitalista emprendido ha favorecido a antiguas y nuevas élites económicas. Hay una serie de políticas que han golpeado a la clase media ilustrada del Ecuador, que es el sector que mayor distancia ha tomado del Gobierno Nacional en los últimos años.

HOJA DE VIDA

Su experiencia. Profesor universitario; de los rostros más conocidos de la Universidad Central. Fue candidato presidencial en 1984 con una modesta votación. Quiere volver a la lid.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)