19 de September de 2010 00:00

La convención oficialista citó a los simpatizantes y los curiosos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Manta

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Nutridos grupos de seguidores, simpatizantes y empleados públicos subían y bajaban a pie hacia y desde Centro Cívico Ciudad Alfaro en Montecristi.

Ayer, la calle 10 de Agosto, arteria que cruza la parte urbana de la ciudad manabita, resultó estrecha ante el vendaval de personas que esperaban al Presidente de la República desde las 09:00.La temperatura ambiente bordeaba los 27 grados centígrados y la humedad promedio era del 70%.

Richard Cruz y José Freire llegaron desde su natal Machala. Ellos pertenecen a un grupo de profesionales de El Oro. A las 12:30 optaron por bajar desde el cerro a la ciudad. Tenían hambre, no habían desayunado.

En la parte más perpendicular de la extensa calle colgaba de las paredes de dos viviendas una gigantografía. Su leyenda: “Alberto Acosta, Montecristi te recuerda por siempre y para siempre”.

Los transeúntes parecían obviar la pancarta, pero la leían. Las calles de la parte baja de la urbe fueron cerradas. 200 efectivos de la Policía ubicaron conos fosforescentes para impedir el paso de vehículos. Junto al Colegio 23 de Octubre, 200 buses y muchos autos oficiales formaron una hilera de 1 500 m, que se extendía hasta la vía a Manta.

En esas unidades llegaron desde 20 provincias del país más de 3 000 personas. Entre ellas Rolando Quiñaluisa, desde Quito. Su visita tenía doble propósito. Vender gorras y sombreros y asistir a la primera de las siete convenciones de Alianza País, que se harán hasta el 15 de noviembre.

El sol era candente. Muchos aprovecharon para ubicar pequeños puestos de ventas de comida rápida. Entre ellos Gabriel Guallo, quien llegó desde Napo con una boa de tres m de largo. Cobraba USD 3 por una foto con el reptil.

A las 13:54 arribó Correa, en un helicóptero del Ejército. El grupo Pueblo Nuevo entonó la canción “A mi lindo Ecuador” y se inició la parte política de la convención. En la mañana, por las dos tarimas, que fueron armadas en Ciudad Alfaro, pasaron grupos folclóricos, de danza y varios cantantes.

La ministra Doris Soliz inició los discursos de rigor. “No haremos un partido o movimiento cerrado. Alianza País debe responder a los nuevos retos de los revolucionarios de la izquierda, construir la unidad en la diversidad...”.

Correa sostuvo que su gobierno goza de apoyo popular. Por eso dijo que no hará caso al pedido de revocatoria. Invitó a sus seguidores a trabajar unidos: Hay que organizarse, pues esa es una de las falencias de Alianza País. “Tenemos un capital político, pero no hace falta infraestructura”. También señaló que “en los próximos dos meses hay que trabajar en el análisis de los estatutos, los principios y organigramas que determinarán hacia donde nos consolidaremos, eso se reflejará en la convención del 15 de noviembre en Guayaquil”. Se despidió cantando con Pueblo Nuevo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)