6 de August de 2012 00:02

La convención de A. País desnudó varias tendencias

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Ramiro Montenegro, ex presidente del Aucas, ayer se perdió el partido en que su equipo le ganó 1 a 0 a Alianza de Chimborazo, en la Caldera del Sur. Decidió asistir al coliseo Los Quitus, uniformado: con un saco verde, del tono de Alianza País.

El ex consejero provincial (por la ID) asistió a la Convención del movimiento, en Pichincha. Se acomodó en las sillas plásticas, colocadas sobre la cancha, en donde usualmente se desarrollan partidos de básquet, y ayer se disputó otro tipo de juego, entre los precandidatos a terciar por curules de la Asamblea, en el 2013.

Apoyando los papeles en sus piernas, Montenegro escribía los nombres de quienes debían ser considerados en el listado de precandidatos, incluido el suyo.

Lo mismo hacían los demás militantes de la tienda oficialista, de la provincia. Al ingresar al escenario deportivo todos recibían banderas verdes, el manifiesto ideológico, el programa de acción, Somos País (periódico oficial), unas hojas en las que debían anotar nombre de los futuros candidatos y un brazalete de tela.

A las 10:35, el alcalde de Quito, Augusto Barrera, dijo al público que 979 seguidores se habían acreditado para ser parte de la convención hasta esa hora.

Minutos antes, uno de los animadores del evento comentaba: “Seguramente mañana la prensa embustera dirá que aquí había 200 gentes. Pero no tenemos que creerle”. Y continuó la presentación del grupo Son País, que anunció Pancho García, hombre de barba y bigote, que también suele animar en la previa a los partidos de Liga de Quito.

“No queremos ser/ lo que el rico quiera/ sí queremos ser/ una Patria nueva...”, se escuchaba. Mientras el legislador Paco Velasco se movía solo en el lugar, saludando a la gente. Desde las 09:00 estaba en el coliseo María José Carrión, ex constituyente e hija de Patricio Carrión, nuevo subdirector del movimiento en Pichincha. Ella constaba en la lista de precandidatos a legisladores provinciales, que, según algunos militantes que prefirieron el anonimato, dejaba ver una alianza entre los seguidores del prefecto Gustavo Baroja y el canciller Ricardo Patiño.

En el listado impreso en cartulina, que a modo de ‘polla’ se repartió, también estaban Paola Pabón (para la reelección) y varios ex militantes de la ID. Para asambleístas nacionales se ‘sugería’ los nombres de los ministros Ricardo Patiño, María Fernanda Espinoza, Miguel Carvajal y actuales legisladores cercanos al Canciller: Gina Godoy, Maryelli Vásconez, María Augusta Calle, el suplente ‘comodín’ Eduardo Paredes...

A las 10:30 empezó el evento oficialmente. Frente a los asistentes había una mesa. Allí se ubicaron el alcalde Barrera, el prefecto Baroja -con un cuello ortopédico ya que se recupera de la operación de una hernia discal-. Además Carvajal, ministro de Defensa; Mireya Cárdenas, secretaria de Pueblos; César Andrade, dirigente provincial saliente; Fánder Falconí, Senplades; Galo Mora, secretario del movimiento. Él anunció que mañana quizá el presidente Correa hable sobre las firmas adulteradas en la reinscripción ante el CNE, en la sede.

Pero no fueron las únicas autoridades presentes. Lo evidenciaba un cartel con la fotografía de Rafael Correa rodeado de los hermanos Latorre: Mario y Francisco, asesor del Ejecutivo.

Sus seguidores llevaban ponchos del color de la bandera amarillo, azul y rojo. Integran el colectivo 30-S Nunca más. Un sector de ellos pifió al Alcalde cuando se dirigió a la multitud.

Teresa Villacrés, de 59 años, precisó que Mario Latorre era su candidato para asambleísta nacional. “Siempre ha caminado con el pueblo. Se merece. Los demás son oportunistas, gente que nunca ha estado en las calles”.

Genaro Tello, del comité de Solanda, decía que van por la renovación. Quieren que los artistas de Sur del Cielo y poetas populares sean candidatizados.

Sofía Ayala, de la zona Eloy Alfaro, en el sur, estaba molesta. “Hay dedocracia, las elecciones no se hacen de modo transparente. La directiva provincial nos bloqueó todo. Pusieron a quienes decidieron ellos”, en referencia a la nueva dirigencia de Pichincha.

En la primera hilera de sillas se ubicaron autoridades. El vicecanciller Marco Albuja, con saco verde oscuro, asistió pero se quedó en la última fila, de pie. El legislador Virgilio Hernández se sentó en los graderíos, entre ciudadanos. A un lado estaba la Montonera Alfarista, con sus tambores.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)