3 de January de 2012 00:01

Carlos Pólit no descarta otro período en la Contraloría

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Carlos Pólit, quien llegó a la Contraloría con el apoyo de Sociedad Patriótica, quiere seguir seis años más en el cargo. Por eso, ha decidido participar en el concurso que arrancará el 15 de enero.

Desde esa fecha, los ciudadanos que deseen participar deberán seguir un proceso similar al del Fiscal General, en 2011. En el caso de Pólit, deberá renunciar hasta el sábado 14, a fin de quedar habilitado para este proceso.

Dentro de la Función de Transparencia y Control Social, la Contraloría es el último cargo estratégico en disputa. Las tres Superintendencias, la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo ya tienen a sus nuevos titulares. Todos pasaron por el filtro de la llamada ‘participación ciudadana’, aunque la característica común de sus titulares es su cercanía al Gobierno.

La Contraloría es un espacio importante para este Gobierno. Así lo sostiene Gustavo Larrea, ex ministro de Rafael Correa.

La razón: vigila el uso de los recursos públicos y, mediante exámenes de auditoría, supervisa a unas 6 000 entidades estatales, entre entidades públicas.

En esas auditorías se llega a determinar responsabilidades administrativas, civiles e incluso indicios de responsabilidad penal por el mal manejo de fondos públicos. Estos informes posteriormente sustentan las investigaciones que realiza la Fiscalía.

A pesar de que este concurso está a pocos días de comenzar, aún se desconoce quiénes más participarán. Solo se ha confirmado el interés de Pólit por reelegirse.

Dentro de su gestión, Pólit tiene un punto a su favor: la buena relación con el Gobierno, a pesar de no tener una trayectoria política afín a Alianza País.

De hecho, su trajín político se inició en el 2003, en el gobierno de Lucio Gutiérrez. Pólit ocupó cargos importantes: Gobernador del Guayas, Secretario Particular y Ministro de Bienestar Social.

Además, fue uno de los funcionarios que permaneció con Gutiérrez en Carondelet las horas previas a su caída, tras las protestas ‘forajidas’ de abril del 2005.

La cercanía con Gutiérrez le permitió llegar a la Contraloría, en febrero del 2007. Por entonces el Contralor era designado por el Ejecutivo de una terna elaborada por el Congreso.

En esos momentos el Poder Legislativo estaba liderado por el Prian y el PSP. Pólit siempre negó que los pocos reparos que Rafael Correa puso a su nombramiento hayan sido producto de un pacto circunstancial con la lista 3.

Sin embargo, fue nombrado Contralor tres días después de que el bloque de Gutiérrez diera sus votos para que el Congreso apruebe la consulta popular que marcó la ruta hacia la Constituyente de Montecristi. Fue en esa tribuna, en noviembre del 2007, donde el oficialismo lo ratificara en el cargo. Para entonces, Pólit se habría distanciado de Gutiérrez para acercarse a Correa.

“Pensamos que no iba a ser una piedra en el zapato del Gobierno, pero sí que iba a actuar transparentemente”, dice el asambleísta Gilmar Gutiérrez, quien reconoce que -de un momento a otro- la relación con Pólit se enfrió.

En ese sentido, no le “queda la duda” de que si el Contralor resulta reelegido será“una primera prueba de que no ha actuado con independencia y de que se ha entregado al Gobierno”.

A juicio del menor de los Gutiérrez y otras voces de la oposición, todas las autoridades nombradas por el Consejo de Participación han demostrado “sometimiento” al gobierno de Correa.

Críticas a la Contraloría

De hecho, la oposición considera que Pólit ha actuado con mano dura solo en casos ajenos al Gobierno. Durante su período (febrero del 2007-actualidad) el Contralor ha aprobado 8 112 informes, de los cuales en 865 se han establecido responsabilidades administrativas, civiles e indicios de responsabilidad penal. Estos documentos han sido enviados a la Fiscalía para que continúen las investigaciones.

En este punto el legislador Andrés Páez (ID) sostiene que con el marco normativo vigente de la Contraloría, su capacidad de acción se ve limitada. Recuerda que la denuncia que realizó sobre “las fechorías” de Montecristi, en la cual la Contraloría halló anomalías en al menos 11 adquisiciones de bienes y servicios. Pero finalmente esa denuncia fue desechada en la Fiscalía.

Han existido otros casos en donde la actuación de la Contraloría ha sido cuestionada. Por ejemplo en la compra de 115 ambulancias del Ministerio de Salud con un supuesto sobreprecio.

El entonces ex fiscal general subrogante, Alfredo Alvear, culpó a la Contraloría por la decisión que permitió absolver en forma definitiva a la ex ministra de Salud Caroline Chang. La razón: el organismo no determinó la participación de la ex funcionaria en el caso y por eso no la acusó.

En el 30-S la Contraloría también tuvo un papel clave. Por un lado impuso una sanción administrativa a un centenar de policías por USD 2 640, después de que una auditoría determinase un mal uso de bienes públicos durante la sublevación.

Además, responsabilizó al coronel César Carrión, ex director del Hospital de la Policía, por no comprar las pólizas de seguros para esa casa de salud, que sufrió daños el 30 de septiembre del 2010. Determinó que los daños ascenderían a USD 93 000.

Otra de las ocasiones en las que se ha cuestionado a la Contraloría fue la consulta popular de mayo del 2011. La oposición advirtió que desde Carondelet se estaba utilizando el aparataje estatal para realizar una campaña que favorecía la tesis del Gobierno; la Contraloría no se pronunció.

Sobre la auditoría de cuentas de funcionarios públicos, el asambleísta Galo Lara subraya que desde hace seis mese solicitó exámenes a las propiedades de los hermanos Vinicio y Fernando Alvarado, secretarios de la Administración y de Comunicación. “No he tenido repuesta”.

Pero funcionarios de Contraloría consideran que la gestión de Pólit ha sido positiva. Por ejemplo, citan la descentralización de funciones para agilitar los procesos. Este Diario pidió una entrevista con Pólit, pero desde el 21 de diciembre está de vacaciones.

El concurso arrancará el 16

El concurso para designar al tercer bloque de autoridades bajo el esquema de la participación ciudadana arrancará oficialmente el 16 de enero.
 
En esta fase, bajo la dirección del Consejo de Participación, se elegirá  a los titulares de la Contraloría General del Estado, la Defensoría Pública y los miembros del Tribunal Contencioso Electoral.

Desde esta fecha, los ciudadanos interesados en ocupar una de estas dignidades deberán presentar sus carpetas en el Consejo de Participación Ciudadana. El plazo para inscribir las postulaciones a esos cargos   vencerá el 27 de enero.

Luego de revisar que los aspirantes cumplan con los requisitos legales,  se abrirá la etapa conocida como de oposición y méritos de sus trayectorias.

En un primer momento,  sus hojas de vida serán calificadas sobre 100 puntos, que corresponde al 50% de la calificación global para los cargos.

Luego se realizará  una prueba de conocimientos,  que equivaldrá al otro 50% del puntaje total. Los aspirantes mejor puntuados finalmente se someterán a una etapa de impugnación ciudadana,  donde se podrá cuestionar su probidad e idoneidad.  Finalizada  esta etapa del certamen,  los mejores puntuados serán seleccionados como  nuevas autoridades.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)