15 de October de 2011 00:01

El Canciller lanza denuncias sin tener pruebas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Ricardo Patiño Aroca, ministro de Relaciones Exteriores

Lo que dijo
"Tengan la seguridad que desde el Gobierno vamos a tomar las medidas para que a ese banco (Pichincha) ni se le ocurra ir a cobrarles a ustedes, ni a sus familiares en Ecuador, una deuda que tienen en España".

Lo que hizo
Sin información y sin pruebas, denunció que Banco Pichincha, supuestamente, compró préstamos hipotecarios de emigrantes con problemas financieros en España, para cobrarles en Ecuador.

Su hoja de vida
Economista guayaquileño. Durante el gobierno de Rafael Correa ha dirigido los ministerios de Finanzas, del Litoral, de la Política y de Relaciones Exteriores. Es miembro del politburó de Alianza País.


El canciller Ricardo Patiño se quedó corto de argumentos para sustentar su denuncia contra Banco Pichincha, por comprar deudas de emigrantes ecuatorianos en España.

Sin tener a la mano la información de esas operaciones financieras y en medio de un acto oficial en Madrid, el Jefe de la diplomacia cargó contra esas operaciones del banco de Fidel Egas.

En el Palacio de Vista Alegre, con miles de emigrantes en sus graderíos, Patiño llamó como “agresión sin nombre” la compra de cartera hipotecaria de Banco Pichincha a la banca española.

Sus palabras partieron de la presunción de que la entidad quería cobrar a los emigrantes esas deudas en Ecuador, aunque legalmente no es posible una acción de ese tipo.

“Tengan la seguridad que desde el Gobierno vamos a tomar las medidas para que a ese banco (Pichincha) ni se le ocurra ir a cobrarles a ustedes ni a sus familiares en el Ecuador por una deuda que tienen en España”.

Con esas expresiones se dirigió a un auditorio integrado por emigrantes ecuatorianos, algunos de los cuales no pueden pagar sus créditos hipotecarios en España.

“Los bancos españoles han agarrado un capataz de tu Patria, para que te cobre la deuda por si acaso te regresas a Ecuador y han cogido a un banco ecuatoriano para hacerlo (…) vamos a impedir que una cosa de esas pase”, zanjó el Ministro, en una intervención de corte político.

Sin embargo, sus pirotécnicas declaraciones terminaron por apagarse, cuando directivos del banco y técnicos del ramo explicaron que no hay ninguna irregularidad en estas operaciones.

Entre otras razones, porque Banco Pichincha de España adquirió 572 créditos hipotecarios de connacionales por 3,2 millones de euros. Y, de esos 572 emigrantes que ahora deben cancelar sus obligaciones al banco ecuatoriano, solo 80 tienen una cuota de su préstamo en mora.

De ahí que, en principio, ninguno de los créditos comprados por el Pichincha a la banca española es parte de los 3 000 connacionales que ya no pueden pagar y han perdido sus bienes.

En este marco, la denuncia del Canciller también se quedó sin argumentos, cuando la filial en España de Banco Pichincha señaló que sus transacciones se rigen por las leyes españolas. Y, por tanto, no es posible el escenario hipotético de que quiera cobrar las deudas en Ecuador o a sus familiares, como dijo Patiño.

“¿Cree que algún juez aceptaría esa pretensión estúpida de cobrar a los parientes acá en Ecuador una deuda contraída por los migrantes en España? ¡Qué cosa tan absurda!” dijo en tono molesto Antonio Acosta, presidente adjunto del banco, al rechazar las expresiones de Patiño.

Al quedarse sin piso la denuncia del Ministro de Relaciones Exteriores, este optó por solicitar que el caso sea investigado por la Superintendencia de Bancos.

Según Mauricio Pozo, ex ministro de Finanzas, si existía alguna duda sobre estas operaciones bancarias, la Superintendencia era la llamada a actuar de forma técnica y no el Jefe de la diplomacia. La razón: no tenía todos los elementos informativos que sustenten una acusación de esta magnitud y no es un tema de su área. “Es irracional que el Canciller haga una declaración de un tema que no le compete (...) Refleja desconocimiento total de lo que hace un banco”.

De ahí que Pozo no descarte que detrás de las denuncias exista un trasfondo político en contra del banco de Egas, que ha mantenido una tensa relación con el Gobierno. De hecho, desde Madrid, el banquero dijo que los cuestionamientos de Patiño se debe a un “odio personal”, porque Teleamazonas, su ex canal, el que difundió los ‘patiñovideos’, en 2007. Esas cintas mostraban un presunto manejo irregular de los Bonos Global por parte de Patiño, quien por entonces lideraba el Ministerio de Finanzas.

Del mismo modo se pronunció César Robalino, presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados, quien solo encuentra un explicación a las declaraciones de Patiño: la falta de conocimiento del tema bancario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)