¡Que viva el Quito de antaño en La Ronda!
María Elena García: ‘La inclusión beneficia a toda l…
12 días al año bajará el IVA del 12% al 8% en el sec…
Las exportaciones de arroz nacional cayeron 95% este 2021
Mera, Bagüí y Pellerano, los ‘duchos’ de la final
Vacunarse es una responsabilidad colectiva
Festival de Orquestas en la agenda de Fiestas para e…
Australia detecta el primer caso local de la variant…

Calles y Asamblea, las dos vías de las movilizaciones

Varias personas llegaron a la Plaza de la Independencia para respaldar al Presidente. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

El 20 de octubre del 2021 fue un día de medición de fuerzas, no solo en la calle sino también en la Asamblea Nacional.

El Gobierno convocó a sus simpatizantes en la mañana a la Plaza Grande, mientras el FUT marchó en la tarde desde la Caja del Seguro Social, en la avenida 10 de Agosto, hasta la Asamblea Nacional, donde el Presidente de esa organización, Ángel Sánchez, entregó en las manos de la presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori, la propuesta del nuevo Código de Trabajo.

Ahí, Llori aseguró que dará trámite a ese proyecto de ley para que sea tratado a la brevedad por el Parlamento, el cual también está por recibir un proyecto de reforma laboral por parte del Ejecutivo.

José Villavicencio, presidente de la Unión Nacional de Trabajadores, aseguró que la entrega de este proyecto legal es una respuesta a la Ley de Creación de Oportunidades, propuesta por el gobierno de Guillermo Lasso.

Este Código de Trabajo contiene 429 artículos y está dividido en cinco secciones. Una de las proposiciones es que haya una normativa que favorezca a las mujeres y a grupos Glbti+ que han perdido sus trabajos.

La idea también es crear una regulación para el teletrabajo, pues según Sánchez actualmente se ha convertido en un mecanismo de esclavitud laboral, ya que los empleadores establecen los momentos de desconexión del trabajo.

La propuesta fue elaborada por el FUT y cuenta con el auspicio de la bancada de Pachakutik (PK). Salvador Quish­pe, de PK, dijo que se expone que el empleador pague las horas extras a las personas que hacen teletrabajo. “Claro que podemos trabajar de noche o los fines de semana, pero luego de las ocho horas del trabajo virtual se deben reconocer horas extras a los empleados. Eso recoge este proyecto de ley, entre otras cosas más”.

La marcha del FUT salió desde la Caja del Seguro Social hasta la Asamblea Nacional. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

La estrategia del FUT y de sus aliados en la Asamblea es bloquear el proyecto de reforma laboral que prevé enviar el Ejecutivo en los próximos días o semanas, ya que la prioridad actual está en la reforma tributaria. Se prevé que esta llegue a la Asamblea este 21 de octubre, con carácter de económico urgente.

El Gobierno busca acercamientos con la Izquierda Democrática y Pachakutik, para que sus proyectos de ley sean tramitados y aprobados en la Asamblea. Pero esa negociación estará atravesada por la propuesta del FUT y Pachakutik en materia laboral.

Si los diálogos no avanzan, el Ejecutivo mantiene su advertencia de ir a una muerte cruzada, con el argumento de un bloqueo a leyes fundamentales para su plan de gobierno.

Por eso, el Presidente de la República quiso demostrar que tiene respaldo de la ciudadanía. El movimiento Creando Oportunidades (Creo) hizo la convocatoria a los simpatizantes del Presidente, no solo como una respuesta al FUT sino a otras organizaciones sociales que anunciaron manifestarse en contra del Gobierno el próximo 26 de octubre.

Quienes asistieron ayer, 20 de octubre, a la Plaza Grande mencionaron que defenderán al Mandatario de aquellos grupos que intenten “desestabilizar al país”.

Varias personas llegaron a la Plaza de la Independencia para respaldar al Presidente. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO
Varias personas llegaron a la Plaza de la Independencia para respaldar al Presidente. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

“Estamos en este plantón, primero para apoyar a la democracia; y segundo, para hacer un llamado al Presidente de la República para que cumpla con las promesas de campaña“, dijo Juan Ortiz, uno de los manifestantes.

“Nosotros nos hemos reu­nido este momento en bien de nuestro país. Queremos un cambio. Al señor Presidente le pido seguridad y estabilidad”, mencionó Rita Tacle, vicepresidenta de la Federación Nacional de Organizaciones Campesinas (Fenoc).

Por su parte, Jaime Aguavil, presidente de la Asociación de Naturistas y Vegetalistas del pueblo tsáchila de Santo Domingo, expresó: “Nuestro pedido más grande es que incentive con obras a los tsáchilas, para que no desaparezcan, para que no se vayan nuestras costumbres y tradiciones”.

Los ciudadanos concentrados frente al Palacio de Carondelet llegaron desde diferentes provincias: Tungurahua, Santo Domingo de los Tsáchilas, El Oro, Loja, entre otras.

A las 10:45, el presidente Lasso salió al balcón de la Presidencia para dirigirse a sus simpatizantes. “Un abrazo a todos los que han venido desde distintas provincias del Ecuador. Quito es paz, patria, prosperidad, desarrollo”, expresó.

“Vamos a defender a Quito de aquellos a los que les gusta la violencia, de aquellos que quieren incendiar edificios públicos, de aquellos que quieren secuestrar a policías”, añadió.

“Si tenemos que empuñar la Constitución contra los golpistas, lo haremos”, aseguró el Primer Mandatario.

“El país necesita paz, no violencia; necesita actividad, no paros; necesita alegría, no miedo de que mañana incendien otro edificio público como ya sucedió hace dos años, necesita tranquilidad”.

Lasso dio prioridad a la Policía y en la tarde visitó el Regimiento Quito. Fue convocado a la Comisión de Garantías Constitucionales pero no asistió.

Suplementos digitales