El cuidado del cóndor es complejo, costoso y requier…
Jueza acoge pedido de la defensa del Presidente de la Conaie
Cuatro iniciativas para encarar la poscrisis desde e…
Banca privada: refinanciación debe ser en casos puntuales
Narcotraficantes quisieron eludir los controles dura…
Pérdida de vegetación se incrementa por mayor duraci…
CNE negó la entrega de formularios para revocatoria …
Una adolescente cayó al río Yanuncay, en Cuenca

Autoridades del CNE dan por inaugurado el referendo y consulta

Acto inaugural del referendum y consulta popular 2018 en los patios del CNE. Foto: Tomada de Twitter del CNE

Acto inaugural del referendum y consulta popular 2018 en los patios del CNE. Foto: Tomada de Twitter del CNE

Acto inaugural del referendum y consulta popular 2018 en los patios del CNE. Foto: Tomada de Twitter del CNE

Tras el acto formal en los patios del Consejo Nacional Electoral (CNE), en el norte de Quito, la presidenta del organismo, Nubia Villacís, dio por inaugurado el proceso de referendo y consulta popular 2018. La vicepresidenta de la República, María Alejandra Vicuña, asistió al evento desde las primeras horas de este 4 de febrero del 2018.

Según el CNE, este domingo 4 de febrero ejercerán su derecho al voto 13 026 598 de ecuatorianos. El sufragio se puede ejercer en 35 105 juntas receptoras que están integradas por 238 616 miembros. La provincia con mayor número de electores es Guayas con 3 087 231 y Pichincha con 2 282 265.

En el auditorio del CNE, en Quito, se instalaron 16 pantallas de 32 pulgadas y dos gigantes. En esos monitores se proyectarán los resultados oficiales de la consulta popular de hoy.

La votación se cerrará a las 17:00. Y las 35 105 juntas receptoras del voto se tomarán entre 90 y 180 minutos para cerrar su trabajo y realizar el escrutinio. Luego las actas se escanearán y se enviarán al centro de procesamiento.

En la Universidad Católica de Guayaquil se realiza la apertura de las mesas para el referendo y consulta popular hoy, domingo 4 de febrero del 2018, a la 07:00. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO