2 de August de 2012 00:01

Alboroto partidista por posible eliminación

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las organizaciones políticas de oposición desconfían del accionar del Consejo Nacional Electoral (CNE). Para ellas, la implementación repentina de un centro de cómputo para la revisión manual de la firmas es un ‘teatro’ para sustentar que las agrupaciones políticas adversas al Gobierno queden fuera de los comicios del 2013.

Ayer a las 15:00, los delegados del MPD, Sociedad Patriótica, Pachakutik, CREO, Concertación, Participación y otras fuerzas llegaron al coliseo del colegio Sebastián de Benalcázar, donde está el centro de revisión de las rúbricas.

Allí expresaron su rechazo a un proceso de verificación que consideran “improvisado y carente de validez jurídica y técnica”.

El titular del CNE, Domingo Paredes, los recibió en el patio del colegio. Los representantes de los partidos le solicitaron que, de manera urgente, se realice una convocatoria a un consejo consultivo para plantear analizar el tema.

Sus críticas se basan es dos puntos: uno, que fue un proceso improvisado, sorpresivo, sin las garantías técnicas necesarias y con una escasa capacitación del personal que revisa las rúbricas.

Dos, que el organismo electoral no ha establecido procedimientos claros para determinar qué sucederá luego de esta ‘verificación’. En este marco, el temor es que luego de este proceso, el Consejo Electoral decida eliminar a aquellas organizaciones que en sus registros tengan firmas adulteradas y que, por eso, no alcancen las 158 000 rúbricas requeridas para su inscripción.

El temor de los partidos se basa en las expresiones del vocal, Juan Pablo Pozo. Él anticipó que si producto de esta anulación de firmas las organizaciones no completan el porcentaje requerido, “automáticamente no podrían cumplir con el proceso de inscripción”. Su argumento es que esos partidos y movimientos lograron su registro electoral con ‘información adulterada’.

Pero los partidos políticos no se quedarán de brazos cruzados. Ya advierten que si el organismo electoral se atreve a tomar una decisión de esa envergadura, deberá sustentarla jurídicamente.

“Vamos a defender los derechos políticos adquiridos”, dijo la legisladora de Pachakutik, Lourdes Tibán. Para ella, “ la incompetencia” del Consejo Electoral no la tienen que pagar las organizaciones.

Para los críticos al CNE, este organismo está sintonizado con Carondelet en una “mañosa estrategia política” que puede tener dos objetivos: primero, invalidar las organizaciones opositoras para que Alianza País sea el único partido vigente. Dos, al impedir la creación de un sistema de partidos consolidado, que permita al Presidente quedarse en el poder.

Una de los hechos que llamó la atención a los sujetos políticos es que en la sabatina pasada Correa haya dicho que hay organizaciones con un 70% de firmas adulteradas, sin que haya un dato oficial de esa naturaleza. “¿Qué hay de cierto que ustedes (los vocales del CNE) mantuvieron una reunión secreta con el Presidente de la República antes de armar esto?” fue la interrogante que la ex constituyente Martha Roldós lanzó a Paredes, quien esquivó la pregunta.

En cálculos de los partidos, el CNE sí tuvo el tiempo necesario para detectar las firmas aparentemente falsificadas. Por ello, el legislador del PSP, Gilmar Gutiérrez, ratifica que esta es una jugada para desarmar a los partidos, que ya no pueden presentar más firmas. Paredes no supo dar una respuesta contundente a las inquietudes d: eludió las preguntas, titubeó y dijo que analizará la propuesta. Minutos después abandonó el coliseo, junto con su nutrido equipo de seguridad.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)