11 de October de 2011 00:11

Aeropuerto: Portoviejo acepta reto de Correa

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las fuerzas vivas de Portoviejo le tomaron la palabra al presidente Rafael Correa, quien el sábado dijo que está dispuesto a ceder la gestión del aeropuerto Reales Tamarindos de la ciudad.

Ayer, la denominada Asamblea de Portoviejo resolvió respaldar a la Cámara de Comercio para que asuma la administración de la terminal que, en la actualidad, está sin operaciones.

Esa fue una de las resoluciones que tomó ayer la Asamblea, formada por las autoridades locales, empresas privadas y representantes de organizaciones sociales y de la ciudadanía.

Las otras dos decisiones son que el Municipio brinde su aval a la administración privada del aeropuerto y que el alcalde Humberto Guillem comunique de esta decisión al presidente Correa.

El pedido de la Asamblea de Portoviejo sumó el apoyo de cinco legisladores de Manabí: Scheznarda Fernández (independiente) Leonardo Viteri (PSC), Tito Nilton Mendoza (Prian) y Richard Guillén y Silvia Kon (PSP)

“Desde hace seis años reclamamos la atención del Gobierno. Ahora se pretende sacarlo. El de Manta es internacional, pero la sala es pequeña, no brinda tampoco muchas comodidades”, señalaron en la misiva.

La idea de la Asamblea es que hasta el 18 de octubre, día de su Independencia, se notifique la decisión a Correa, quien critica la gestión de las autoridades locales e incluso ya ha planteado que se revoque su mandato.

El sábado, el Primer Mandatario dijo que traspasaría al Cabildo el control aeroportuario, pero sin respaldo financiero desde el Gobierno Central. “Se lo damos al Municipio o a la Cámara de Comercio y ustedes mantienen ese aeropuerto porque yo no voy a gastar 20 centavos (…) en un aeropuerto que no se necesita”.

En efecto, el Ministerio de Transportes ya comunicó a la Corporación Municipal el cierre de la terminal, por su falta de rentabilidad, ya que su mantenimiento cuesta USD 400 000 al año.

Además, el Ejecutivo sostiene que es un gasto innecesario destinar fondos al Reales Tamarindos, cuando a 30 minutos está la terminal internacional de Manta.

Por eso, el traspaso de la competencia a la Cámara de Comercio está condicionado a que en tres meses el aeropuerto ya esté operativo y generando ganancias. “Si en tres meses no está rentabilizado, operativizado, pues bueno ese terreno es del Gobierno Central y haremos lo que sí necesita Portoviejo: parques, espacios verdes, calles, juegos infantiles terminal terrestre”, dijo Correa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)