Familiares buscan a Estefanía Tipanguano, adolescent…
Vías se cierran por conciertos del Festival Quito Vive
‘A pata – siete cruces’ por fiestas de Quito
Se aprueba informe para primer debate de ley de abor…
Ni perros ni gatos, Irán se plantea prohibir las mascotas
OMS anticipa que Ómicron se propagará como pasó con Delta
800 personas sin mascarilla y 500 botellas de licor,…
Macabro crimen de profesor enterrado en cemento estr…

Fiscalía se equivocó, dice abogado de empresa de Saab

Jorge Zavala Egas, abogado del Fondo Global Construcciones (Foglocons), compareció virtualmente ante la Comisión de Fiscalización. Foto: Twitter @AsambleaEcuador

“Fue una equivocación de la Fiscalía en haber acusado lavado de activos”. Así lo dijo Jorge Zavala Egas, abogado del Fondo Global Construcciones (Foglocons), empresa relacionada al colombo-venezolano, Álex Saab, en Ecuador. 

Sostuvo que ese “error” provocó que terminara en el sobreseimiento (o archivo) el proceso penal que se seguía a la empresa en 2016, pues no se pudo demostrar ese delito. A su juicio, el desenlace hubiera sido distinto si la acusación era por exportaciones ficticias o falsedad de documentos

Sus declaraciones provocaron indignación entre los integrantes de la Comisión de Fiscalización, en donde Zavala Egas compareció este martes 9 de noviembre de 2021 y presentó detalles sobre la operación de esta empresa y el proceso penal que ahora enfrenta Saab en EE.UU. 

Según Zavala Egas, la Fiscalía ecuatoriana no logró demostrar que Foglocons había ingresado al Ecuador USD 350 millones como producto de lavado de activos, desde Venezuela.  

“Si se hubiera acusado por falsedad documental, que era mucho más sustentable, o exportaciones ficticias, esperábamos un juicio largo, complicado, duro de defender por 60 pruebas que había copiado la Fiscalía”, sostuvo. 

El presidente de la Comisión de Fiscalización, Fernando Villavicencio (Ind.), manifestó que sobre este tema deberá responder el exfiscal General del Estado, Galo Chiriboga, a quien espera recibir en una comparecencia. Además, llamó al Consejo de la Judicatura para investigar y sancionar a jueces y fiscales que actuaron en este caso. 

En su comparecencia, Zavala Egas aludió a parte del contenido de la acusación fiscal que enfrentan Saab y Pulido en Estados Unidos. Uno de los párrafos que citó alude a que “entre el 12 de marzo de 2012 y el 1 de diciembre de 2014 los autores efectuaron transferencias bancarias por aproximadamente USD 350 millones realizadas desde cuentas bancarias en Venezuela, de propiedad y controladas por los autores, a través de cuentas bancarias en EEU, y luego a cuentas bancarias extranjeras de propiedad y controladas por los autores”. 

Señaló que “eso le da la razón a la defensa y a los jueces de que no se encontraban los activos de origen ilícito que hubieran sido lavados en el Ecuador”, sino en Estados Unidos. Y que para estas operaciones se habría usado el Sistema Unitario de Compensación Regional (Sucre), creado en 2009 por los gobiernos de Rafael Correa y Hugo Chávez

Para Zavala Egas, el punto de quiebre del sistema Sucre se originó en Venezuela, en donde operaba el centro del control para la emisión de la orden de pagos en este sistema. 

La Comisión pidió explicaciones a Zavala Egas sobre el cobro de USD 3,8 millones en una cuenta del Citibank, en Miami, por haber patrocinado a la empresa Foglocons y a Álvaro Pulido, uno de sus accionistas. El abogado confirmó que cobró esos honorarios, pero que se lo hizo con transparencia a cuentas personales, con registro en el Banco Central y pago del Impuesto de Salida de Divisas. 

“Cobré mis honorarios profesionales y exigí que fueran girados a mi nombre. Que sean de la empresa Fondo Global del Ecuador. Que sean lícitos, acreditados a un banco de primer orden en EEUU y que el impuesto a la Salida de Divisas sea declarado al Banco Central”, puntualizó.

Para este martes también estuvo convocado a la Comisión el presidente de LigraPro, Miguel Ángel Loor, exasesor legal de Foglocons, pero se excusó; en una carta dijo que teme un “linchamiento mediático” en su contra. 

Suplementos digitales