14 de septiembre de 2020 22:25

58 policías investigados en Colombia por violencia en protestas

La gente participa en una protesta contra la brutalidad policial en Medellín, Colombia, el 14 de septiembre de 2020. Foto: AFP

La gente participa en una protesta contra la brutalidad policial en Medellín, Colombia, el 14 de septiembre de 2020. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Un grupo de 58 policías es investigado en Colombia por presuntamente abrir fuego durante las protestas que estallaron el miércoles 9 de septiembre, tras el aparente homicidio de un hombre a manos de dos policías. La información fue entregada por las autoridades este lunes 14 de septiembre del 2020.

El análisis técnico de 50 videos y una investigación interna permitieron identificar a 58 uniformados “que aceptaron haber disparado o que perdieron munición” durante las manifestaciones del miércoles 9 y jueves 10, precisó a la AFP un responsable de prensa de la Policía.

En Bogotá y el vecino municipio de Soacha murieron 12 personas, en su mayoría jóvenes alcanzados por proyectiles, según autoridades.

Un balance previo había incluido una víctima más pero la cifra fue corregida a la baja por la Alcaldía de la capital, que denunció que efectivos policiales dispararon indiscriminadamente durante dos noches de disturbios caos y ataques a puestos policiales.

Además de las investigaciones abiertas, siete efectivos están siendo procesados por el caso de Javier Ordóñez, por estar presuntamente vinculados al brutal castigo que recibió durante una detención y que le causó la muerte, dijo el director encargado de la Policía, el general Gustavo Moreno, en una rueda de prensa con el ministro de Defensa.

Fue una actuación por fuera de los protocolos y ese no es el deber ser de un policía, dijo el ministro Carlos Holmes Trujillo.

Sin hacer referencia a la actuación de los uniformados durante las protestas, el jefe de la cartera rechazó “el vandalismo” en las calles de Bogotá y otras ciudades y lo describió como un “ataque coordinado, sistemático, planeado, premeditado y doloso”.

El Gobierno dice que las manifestaciones fueron infiltradas por el ELN, última guerrilla reconocida en Colombia, y disidencias de las FARC que no se acogieron al histórico acuerdo de paz de 2016.

“La amenaza es real, hay una clara intencionalidad (...) del ELN y las FARC por radicalizar la protesta en Colombia”, denunció el general Moreno.

En el marco de la violenta agitación social también resultaron heridos 258 civiles, 315 policías, mientras 95 puestos de mando fueron atacados.

La Policía dijo que solo un uniformado había sido herido de bala.

El caso de Ordóñez, de 43 años, evocó el del afroestadounidense George Floyd. Su muerte en mayo, asfixiado en Minneapolis por un policía blanco que desoyó sus suplicas mientras lo inmovilizaba en una detención, desató una ola de protestas en Estados Unidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)