30 de septiembre de 2018 13:17

Policía de Nicaragua ocupa sitio de encuentro para nueva marcha contra el gobierno de Daniel Ortega

El viernes 28 de septiembre del 2018,  la Policía calificó de "ilegales" las manifestaciones contra Ortega, lo que fue criticado por organismos defensores de derechos humanos, que recordaron que la Constitución de Nicaragua establece que las protestas son

El viernes 28 de septiembre del 2018, la Policía calificó de "ilegales" las manifestaciones contra Ortega, lo que fue criticado por organismos defensores de derechos humanos, que recordaron que la Constitución de Nicaragua establece que las protestas son legítimas y no necesitan permiso de las autoridades. Foto: EFE.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un grupo de ciudadanos nicaragüenses se citó este domingo, 30 de septiembre del 2018, en una zona del oriente de la capital para una nueva manifestación contra el presidente Daniel Ortega, pero el punto de encuentro fue ocupado por patrullas de la Policía.

Los manifestantes se habían citado para protestar esta mañana en las inmediaciones del Mercado Iván Montenegro, en el oriente de Managua, en Nicaragua, pero la Policía adelantó su presencia, como ocurrió el sábado 29 de septiembre del 2018  en otra movilización.

Nicaragua vive una crisis social y política que ha generado varias protestas contra el gobierno de Daniel Ortega y un saldo de entre 322 y 512 muertos y más de 300 "presos políticos", según organismos de Derechos Humanos locales y extranjeros, mientras que el Ejecutivo cifra en 199 los fallecidos.

El viernes, la Policía calificó de "ilegales" las manifestaciones contra Ortega, lo que fue criticado por organismos defensores de derechos humanos, que recordaron que la Constitución de Nicaragua establece que las protestas son legítimas y no necesitan permiso de las autoridades.

Este sábado, agentes dispersaron una protesta utilizando bombas de sonido y lacrimógenas, así como balas de goma, y arrestaron a una cantidad no precisada de manifestantes, en acciones en las que fueron agredidos reporteros de prensa internacional.

La oficina del Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) ha responsabilizado al Gobierno de Ortega por "más de 300 muertos" en el marco de las protestas, así como por ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros, violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos.

Ortega rechaza todos los señalamientos e insiste en que se trata de un intento de "golpe de Estado".

Las manifestaciones contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, iniciaron por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de 11 años en el poder.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)