21 de octubre de 2017 19:36

Policía intervino en una caída con más de 30 adolescentes y rescató a dos menores de edad en el Centro Histórico

Más de 30 menores de entre 14 y 16 años, se encontraban en el interior de la vivienda intervenida por la Policía. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO.

Más de 30 menores de entre 14 y 16 años, se encontraban en el interior de la vivienda intervenida por la Policía. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 13
Triste 11
Indiferente 4
Sorprendido 3
Contento 121
Andrés García

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Efectivos de la Policía Nacional y de la Dinapen impidieron que se lleve a cabo una fiesta juvenil en la calle Bahía de Caráquez, en el sector de San Diego, en el Centro Histórico de Quito.

Más de 30 menores, de entre 14 y 16 años, se encontraban en el interior de una vivienda de tres pisos, en la que presuntamente se organizaban celebraciones clandestinas.

El propietario del inmueble alertó a las autoridades que su inquilina supuestamente iba a realizar una fiesta para menores, que se debía desarrollar pasadas las 18:00 de este viernes 20 de octubre.

Cuando los uniformados llegaron, encontraron a los menores y a cinco adultos en el interior de la casa. Ellos estaban hacinados en un lugar estrecho, en condiciones de insalubridad.

Adolescentes y bebidas alcohólicas se halló en una vivienda en el centro de Quito

En el lugar se encontró bebidas alcoholicas, pero sin consumir, ya que los agentes intervinieron antes de que empezara la fiesta. Así lo señaló Diana Castillo, oficial de la Policía Nacional que tomó procedimiento.

Posteriormente, los uniformados hicieron un registro en toda la vivienda y hallaron a dos niños de 2 y 6 años que vivían en una situación precaria. Había basura por doquier y excremento de mascotas en el sitio en el que permanecían.

Personal de la Dinapen aisló a los menores y los trasladó a la sede de esa unidad, hasta que un familiar se acercara y se comprometiera a cuidar bien a los infantes.

Los 30 adolescentes fueron retirados del predio y se les permitió ir a sus domicilios por sus propios medios. Los menores pertenecían a diferentes centros educativos de la ciudad. Así lo señaló Alexandra Uquilla, de la Dinapen.

La Policía incautó los equipos electrónicos y de sonido que se instalaron para la fiesta clandestina, ya que ninguna persona presentó los documentos de propiedad de los artefactos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (54)
No (8)