Policía libera a un empleado retenido por los presos…
COE de Huaquillas solicita que se revise el estado d…
La Asamblea rechaza las críticas por vehículos; dice…
La alta demanda de los jóvenes agota las vacunas en …
Adolescente denunció a su padre porque lo puso a hac…
Continúan réplicas en norte de Perú, que ya suma más…
Policías se movilizan en la cárcel de Guayaquil ante…
Personas perezosas son mejores empleados, dice Bill Gates

‘Mi hermano era policía y trabajó hasta el último; no sabía que tenía covid-19’, dice William Velasco

Héctor, uniformado de la Policía Nacional, falleció con un paro cardio-respiratorio con síntomas asociados al coronavirus. Foto: Cortesía

Héctor, uniformado de la Policía Nacional, falleció con un paro cardio-respiratorio con síntomas asociados al coronavirus. Foto: Cortesía

Héctor, uniformado de la Policía Nacional, falleció con un paro cardio-respiratorio con síntomas asociados al coronavirus. Foto: Cortesía

Héctor era parte de la Policía Nacional, que junto con el Ejército y agentes de tránsito han realizado controles en distintos lugares del Ecuador, durante la emergencia sanitaria por el covid-19. Su hermano, William Velasco, narra el trabajo que desempeñaba el uniformado y el dolor que dejó su ausencia, tras fallecer con síntomas del coronavirus.

“Mi hermano Héctor fue miembro de la Policía durante 21 años. Era sargento primero. Fue fundador y director de la orquesta de la Policía de Latacunga y desde allí tenía una verdadera vocación por el servicio a la comunidad.

Héctor era un músico multifacético. Tocaba el piano, el saxofón y el acordeón. Cuando se declaró la emergencia sanitaria, en marzo, nos concentraron en Ambato, porque yo también soy policía.

Entre marzo y mayo nos tocó reforzar las operaciones comunitarias.  Mi hermano estuvo en los puestos de control. Hacía registros de documentos, verificaba que los conductores transiten con todos los papeles en regla y otras operaciones de ese tipo, que incluían quedarse hasta la madrugada. Creemos que allí se contagió de covid.

Trabajó hasta sus últimos días. En las dos semanas previas tuvo una tos leve. No era gran cosa. No tenía fiebre ni malestar. Él decía sentirse bien y seguía trabajando. Pero poco a poco se empeoró.

El día anterior a su muerte fue viernes 29 de mayo. Ese día ya no respiraba bien, nos dijeron que necesitaba oxígeno. Ahí es cuando reaccionamos como familia y buscamos atención médica.

Llegó al hospital, le pusieron oxígeno, pero murió un día después por un paro cardio-respiratorio. Para nosotros fue una verdadera pesadilla. Es muy duro para su esposa y sus dos hijos de 14 y 12 años.

No pudimos reaccionar a tiempo.

Pienso que tantas cosas se pudieron hacer, pero no lo hicimos porque tal vez mi hermano no quería preocupar a la familia y no nos comentó lo que le estaba pasando.

Como todo sucedió tan rápido, la causa de su deceso se registró como posible covid. Pero nosotros sabemos que fue ese virus, porque mi hermano era una persona joven, era sano y deportista, pues jugaba vóley. Nunca tuvo problemas respiratorios.

Como familia hemos decidido hacerle un homenaje. Por eso le hemos hecho una canción, para que su recuerdo no se pierda. Nos hemos unido todos. Nuestro padre también es músico y con Héctor eran muy unidos.

Solían acompañar con su música las misas y velatorios. Queremos que todos lo recuerden como un policía comprometido con la ciudadanía, que amaba la música y a su familia”.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias

Medidas de protección

Mapa de infectados

Glosario