1 125 afiliados con VIH/sida recibirán antirretrovir…
Deportistas y autoridades lamentan el asesinato de Á…
Población estudiantil venezolana está presente en 19…
La inseguridad preocupa a los vecinos de La Carolina
La conservación de bienes del patrimonio no despega …
La vacuna anticovid-19 también divide a familias
La precariedad del trabajo remunerado del hogar se p…
El atleta olímpico Álex Quiñónez fue asesinado en Guayaquil

Policía que recibió disparo en su cabeza superó complicaciones y recibió el alta

Este 12 de febrero del 2020, el capitán de Policía Pablo Villafuerte fue dado de alta. El resultó herido el 22 de enero pasado, mientras participaba en un operativo que se ejecutaba en el sur de Quito. Foto: Policía.

Este 12 de febrero del 2020, el capitán de Policía Pablo Villafuerte fue dado de alta. El resultó herido el 22 de enero pasado, mientras participaba en un operativo que se ejecutaba en el sur de Quito. Foto: Policía.

Este 12 de febrero del 2020, el capitán de Policía Pablo Villafuerte fue dado de alta. El resultó herido el 22 de enero pasado, mientras participaba en un operativo que se ejecutaba en el sur de Quito. Foto: Policía.

El capitán de la Policía Pablo Villafuerte, quien estuvo internado en un hospital de Quito 22 días tras recibir un disparo en su cabeza, fue dado de alta este viernes 12 de febrero del 2021. Él se recuperará en su casa.

Javier Buitrón, director del Hospital de la Policía, confirmó la noticia a este Diario. Él acompañó al capitán en una ambulancia desde la casa de salud hasta su hogar. También dispuso que se adecúe un espacio esterilizado para una cama hospitalaria. Desde este sábado, el oficial iniciará con un proceso de rehabilitación.

“Está consciente y estable. Entiende todo lo que se le dice. Mueve los brazos a pesar de que tenía un diagnóstico negativo”, señaló el director del Hospital.

El oficial se recuperó de una operación practicada el 22 de enero, cuando recibió el impacto de bala. Él participó de un operativo en el sector de Guamaní, sur de Quito, para detener a sospechosos acusados de asesinar a otro policía.

Tras el ataque, fue sometido a una cirugía de emergencia. Ahí le drenaron la sangre, cauterizaron espacios en la cabeza y se lo mantuvo intubado. Poco a poco Pablo Villafuerte se recuperó.

Durante los días en los que estuvo internado, la esposa del oficial, Erika Aguirre, lo acompañó. Ella lo cuidará en la casa. Dice que es una “bendición” el tener a su esposo en la vivienda.

“Como familia estamos muy contentos por el avance y la evolución de Pablito. Agradecemos a Dios porque con todas las oraciones que hemos hecho, lo tenemos aquí”. La mujer también agradeció al equipo médico que estuvo a su cargo.

Erika recuerda que cada día veían un avance, que veían que movía una extremidad o que se reía. “Cualquier mínimo detalle era alentador para nosotros”.

Hoy, la mujer está más tranquila. En casa puede cuidar mejor de él y del primer hijo. “Estoy embarazada de dos meses”.

Para Erika no es fácil recordar la noche que le contaron que su esposo fue herido. “A mi papá le informaron primero. Él me dice que mi esposo sufrió un accidente, pero no nos dio más detalles. Luego llegaron oficiales y compañeros de Pablo igual a mi domicilio y me indicaron sin detalles que le había pasado algo. La noticia luego fue terrible. No se lo deseo a nadie”.

Para precautelar su salud, la familia restringirá las visitas. El oficial está en una situación vulnerable y no puede arriesgarse a un posible contagio de covid-19. La próxima semana está prevista una reunión de médicos del Hospital de la Policía en la que se evaluará la salud del capitán y se buscarán mecanismos para su rehabilitación.

Tras conocerse que salió del hospital, el comandante de la Policía, Patricio Carrillo, y el ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño enviaron un mensaje de agradecimiento por la recuperación del oficial.

Suplementos digitales