Policía encontró 13 bombas molotov en el pabellón de máxima seguridad de la cárcel de Cotopaxi

Evidencias de los objetos decomisados durante el operativo. Foto: Cortesía Policía Cotopaxi

Evidencias de los objetos decomisados durante el operativo. Foto: Cortesía Policía Cotopaxi

Juan Carlos Calderón, jefe del Distrito de Policía en Cotopaxi, Indicó que las 13 bombas molotov encontradas estaban fabricadas con thinner. Foto: Policía Cotopaxi

En un operativo efectuado en el pabellón de máxima seguridad del Centro de Privación de la Libertad Regional Cotopaxi, la policía encontró, entre grandes y pequeñas, 13 bombas molotov, 60 armas cortopunzantes, 30 objetos contundentes, 3 teléfonos celulares.

También 32 tijeras, 20 litros de thinner, 28 pipas artesanales, tarjetas microchips, 20 litros de licor artesanal y routers con una conexión ilegal en el centro de salud de la cárcel.

Juan Carlos Salazar, jefe del Distrito de Policía en Cotopaxi, indicó que en el operativo, autorizado por el Director del centro carcelario, participaron 371 miembros policiales entre jefes, clases y policía. Ellos efectuaron el decomiso y requisa de las armas y objetos no permitidos que se escondían en las celdas de las personas privadas de la libertad. 

Salazar mencionó que anteriormente se encontró una bomba molotov, pero ahora les preocupa el número localizado. “Se hacen las indagaciones para determinar quienes son las personas que proveen estos elementos químicos para la fabricación artesanal de las bombas molotov”.

Evidencias de los objetos decomisados durante el operativo. Foto: Cortesía Policía Cotopaxi

Afirmó que la policía mantiene el control de la parte externa y la interna está a cargo de los agentes de seguridad penitenciaria. “Estos últimos son quienes deben informar cómo ingresan todos estos productos y objetos que pueden causar agresiones contra los internos. Lo que buscamos con los operativos es desarmar a los detenidos para evitar atentados y muertes violentas en los pabellones de mediana y mínima seguridad”.

Indicó que las 13 bombas molotov encontradas estaban fabricadas con thinner y presume que los otros 20 litros decomisados también estaban destinados a la elaboración de más bombas.

El Jefe policial dijo que aún no se repara el escáner para la revisión de los vehículos pesados que ingresan con los alimentos. Manifestó que mientras no se realice el mantenimiento del equipo, es difícil vigilar y registrar los autos pesados. “En el registro de las personas se puede encontrar a quienes intentan ingresar con armas cortopunzantes, droga y objetos contundentes escondidos en colchones y más, pero en los autos grandes es complicado”.