5 de August de 2009 00:00

En la plaza Artigas apareció ayer Peatón Man y ayudó al caminante

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

La falta de señalización, el irrespeto de los conductores y la ausencia de personal de la Policía de Tránsito en el redondel de la plaza Artigas, en el norte de la ciudad, dificultan el cruce de las decenas de peatones que diariamente transitan por este sector.

Ese es un problema por resolver para un nuevo superhéroe... Ayer, mientras circulaba en su auto negro, abordó el redondel de la plaza Artigas, en dirección a la 12 de Octubre. Eran las 11:10, cuando al pasar por la esquina, observó a un grupo de personas que tenía líos para cruzar el redondel.

Una cuadra más adelante estacionó su auto y para conservar en secreto su identidad, ubicó una cabina telefónica. Ahí, en menos de 10 minutos, cambió su pantalón ‘jean’ y su camiseta por el traje de Peatón Man, el superhéroe urbano que trabaja con la Asociación de Peatones de Quito. “Mi misión es educar a los conductores y ayudar a los peatones”.

Wilfrido Calderón, quien trabaja en el sector, vive el problema a diario. “Aquí hay que cruzar a cuatro ojos”. Es la primera vez que Calderón observa en acción a Peatón Man, pero le encantó  la iniciativa de este  desconocido. “En este redondel hace falta señalización. Los conductores no respetan el cruce de los peatones”.

Esa es precisamente una de las razones por las que la Asociación de Peatones de Quito critica las sanciones impuestas a los peatones que incumplen con la Ley de Tránsito. “Antes de empezar a sancionar, las autoridades deben preocuparse primero de ofrecer una adecuada infraestructura para el desplazamiento de los peatones por la ciudad”, afirma Karina Gallegos, vocera de la organización.

Wilson Arias es otro de los transeúntes que admite la dificultad para cruzar el redondel. “Hace falta  educación, porque algunos choferes se sienten dueños de la vía”. Por eso, Peatón Man, con un cartel que advierte sobre la prioridad de los peatones, se paró en medio de la vía para que Arias y su pequeño hijo crucen la calzada.

Pero no todos los conductores aceptan de buena gana las recomendaciones que hace el superhéroe. “Algunos me insultan y otros hasta me botan el carro”.

Sin embargo, también existen peatones que se muestran agradecidos. Una de ellas es Luz Díaz, quien también recibió la ayuda del enigmático personaje, quien “todos los días está dispuesto a ofrecer su ayuda a cualquier peatón en problemas”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)