3 de septiembre de 2018 00:00

Las playas y Pichincha, los más visitados

Los paisajes y senderos de Nanegalito, que es parte del Chocó Andino, atrajeron a los viajeros este año. Foto: archivo / EL COMERCIO

Los paisajes y senderos de Nanegalito, que es parte del Chocó Andino, atrajeron a los viajeros este año. Foto: archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Varias redacciones (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Manabí, Guayas y Santa Elena recibieron la mayor cantidad de vacacionistas de la Sierra durante la temporada de verano. Así evalúa la Federación Nacional de Cámaras de Turismo (Fenacaptur) en un primer balance preliminar.

Holbach Muñetón, presidente de este organismo, dijo que otros destinos de la Sierra, como el Chocó Andino en el noroccidente de Pichincha, también registraron una cantidad considerable de viajeros.

“El turismo en las playas se ha reactivado a pesar de la contracción económica. Se registraron más visitas locales, pero también de extranjeros. Eso se vio, por ejemplo, en el último feriado”, indicó Muñetón.

Las playas y Pichincha, los más visitados

Rodrigo Rangles, presidente de la Cámara de Turismo del Chocó Andino, indicó que los ríos, bosques y la gastronomía de los cuatro cantones (Distrito Metropolitano, San Miguel de los Bancos, Pedro Vicente Maldonado y Puerto Quito) que conforman esta zona atrajeron a locales y a extranjeros. “En todas las hosterías (65 en todo el Chocó) se promocionó a la Reserva de Biósfera”.

La Cámara, agregó Rangles, aún trabaja en la elaboración de un informe para conocer la cantidad real de visitas que tuvieron en esta temporada.

En Manabí, Manta, Pedernales, Puerto López y Crucita acogieron a más turistas. La Cámara Provincial de Turismo estimó que en agosto esos destinos concentraron el 75% de los viajes. Álex Molina, dirigente de este gremio, indicó que a toda la provincia viajaron 250 000 personas, solo en agosto (cuando llegó la mayor cantidad de viajeros).

Hoteleros y autoridades organizaron eventos culturales para atraer turistas. En Pedernales, Crucita y Portoviejo se realizaron encuentros gastronómicos y deportivos.

“Agosto, normalmente, es el mes más alto de flujo turístico en la Península, en especial en cuanto a atractivos de naturaleza, cultura y aventura”. Así lo aseguró Douglas Dillon, parte de la Ruta del Sol, quien sacó un balance positivo del verano andino en Santa Elena.

En Ballenita se registró un 60% de turistas de la Sierra y un 40% de extranjeros. La observación de ballenas fue uno de los ganchos pero también los demás paisajes naturales. “La Chocolatera (en Salinas) reportó hasta 4 000 llegadas por día, durante los fines de semana. Fue el punto más visitado de la Península”, dijo.

En Guayas, Guayaquil fue lo más visitado. A criterio de Muñetón, una de las razones fue la continua innovación, como la apertura del parque de diversiones en el Malecón 2000. En Santa Elena, Montañita y Salinas atrajeron más a los extranjeros.

Para la Fenacaptur, si bien las playas fueron las preferidas de este año, a Esmeraldas no llegó la cantidad esperada de viajeros en esta temporada.

Pero el sector hotelero de la ‘Provincia Verde’ habla de cifras preliminares más positivas. Carlos Acosta, coordinador zonal del Ministerio de Turismo, dijo que a la provincia llegaron cerca de 400 000 turistas, desde las dos últimas semanas de julio y durante agosto. Esa evaluación la hicieron en conjunto con hoteleros de Tonsupa, Atacames, Mompiche y la Cámara de Turismo de Atacames.

Los servicios como hospedaje y alimentación generaron más ingresos, estimados en USD 30 diarios por turista. A los hoteles formales se estimó la llegada de 300 000 personas y la cantidad restante estuvo en sitios particulares.

Pablo Jaramillo, empresario turístico de Tonsupa, afirmó que su hotel con capacidad para 26 personas estuvo lleno durante todo el verano. Algo similar ocurrió en el hotel El Marqués, en Atacames.

La directora de Turismo del Municipio de Esmeraldas, Gioconda Triviño, aseguró que la temporada ayudó a la economía del sector turístico, afectado a inicios del año por los problemas en la frontera.

En la Sierra, la Fundación Municipal de Turismo de Cuenca manejó cifras positivas. Según su directora, Tania Sarmiento, Azuay estuvo entre las más visitadas de la región, aunque aún no tienen listo el balance final.

Quienes viajaron a Cuenca optaron por los hoteles de categoría media y alta. Los sitios más visitados fueron el Centro Histórico, el Museo del Sombrero de Paja Toquilla, el barranco del Tomebamba y los museos. El bus turístico también tuvo más usuarios, de 460 turistas en días normales a casi 900 en julio y agosto.

De la Amazonía, una de las preferidas fue Pastaza. La Prefectura y la asociación de hoteleros indicaron que la promoción pública y privada motivó al arribo de turistas de Pichincha, Cotopaxi, Tungurahua, Chimborazo, Guayas, Azuay y otras. La Mesa de Turismo informó que solo en el feriado del 10 de Agosto, 3 463 personas visitaron la provincia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)