2 de octubre de 2020 18:24

Así están las seis playas de Esmeraldas que reciben a los turistas de todo el país

La playa de Tonsupa está abierta desde el 5 de agosto del 2020. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

La playa de Tonsupa está abierta desde el 5 de agosto del 2020. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Marcel Bonilla

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La actividad turística se incrementa los fines de semana en las playas de Atacames, Súa, Tonsupa, Tonchigue y Same en el cantón Atacames, y Las Palmas, en Esmeraldas.

Las cinco primeras playas del sur de la provincia están abiertas desde el 5 de agosto del 2020 y cuenta con el sistema Distancia2, articulado con el ECU-911, como parte de la vigilancia que se realiza para que se respete el distanciamiento físico.

De acuerdo con la Dirección Municipal de Turismo de Atacames, unos 500 visitantes visitan esos balnearios los fines de semana, sin tomar en cuenta a quienes llegan a sus departamentos, especialmente en Tonsupa y Same.

La tarde de este vienes 2 de octubre, unos 300 turistas disfrutaban de un buen clima de 30Cº, en Tonsupa y Atacames. Ahí el Municipio se encarga de que se cumplan las normas de bioseguridad, así como el distanciamiento, con el apoyo del personal municipal y de las Fuerzas Armadas.

Los turistas llegan a las playas de Esmeraldas. Atacames es uno de los sitios más visitados. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Los turistas llegan a las playas de Esmeraldas. Atacames es uno de los sitios más visitados. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO


En ambas playas no se permite el uso de carpas; por eso se observan parasoles en la zona permitidas y los bañistas guardando su distancia.

Con la autorización de la reapertura de bares en la playa y el funcionamiento de los tres negocios más grandes de venta de cebiches de concha, camarón y pescado hay un mayor movimiento en Atacames.

Los representantes de las organizaciones de cebicheros aseguran que las ventas tienen un mejor desempeño entre viernes, sábado y domingo, al menos eso ocurrió en septiembre, un mes después de la reapertura.

La directora de Turismo de Atacames, Nancy Barsurto, explica que unas de las preocupaciones es tener al día los servicios como el agua potable, limpieza de la playa y el sistema de videovigilancia, para garantizar la seguridad.

Miriam Bone, dueña de un restaurante en Atacames, señala que poco a pocos están logrando que las personas acudan a los balnearios. “Los que hemos pedido es que haya agua permanente para cumplir con las normas de bioseguridad”.

El Comité de Operaciones de Emergencia de Atacames, con la autorización de la reapertura de los bares y coctelerías, también determinó la capacidad de aforo en cada uno de los cinco balnearios.

En Tonsupa la capacidad de aforo es de 500 turistas, en Castelnuovo son 2 500, en Atacames pueden estar 15 000 visitantes, en Súa son 2 000, en Same, 2 500; y en Tonchigue hay autorización para 2 000 personas.

Todos los locales ubicados en la zona del malecón de Atacames, como bares, solo están autorizados para la venta de jugos, batidos, cocteles, ensaladas de frutas y bebidas de moderación.

Hasta el momento en Atacames, 120 hoteles, y 20 restaurantes y cafeterías fueron autorizados a funcionar, ya que cumplieron con los protocolos de bioseguridad.

La sexta playa que está reabierta desde el 13 de septiembre es la de Esmeraldas, que tiene una capacidad de aforo para hasta 2 000 personas, de acuerdo con los protocolos establecidos por el COE-Esmeraldas.

En las últimas dos semanas, la asistencia del turismo local se ha desbordado, lo que ha motivado que la fuerza pública redoble los operativos de control en las áreas donde se ubican los parasoles y familias que se agrupan sin guardar distancia.

Alrededor de la playa de Las Palmas actualmente funcionan 25 locales que expenden comidas típicas, heladerías, despensas y coctelería. Además 10 locales de venta de artesanías afroesmeraldeñas.

Pamela Rosales, propietaria de un local, refiere que las ventas han mejorado en el último mes, porque empezaron a ingresar turistas de la Sierra.

A través de la Dirección de Turismo de Esmeraldas se han establecido protocolos para los dueños de parasoles, bares, restaurantes, así como la segmentación de la playa como área de deportes y bañistas.

En la provincia de Esmeraldas, 13 playas constan registradas por el COE nacional, de la cuales, solo seis reabrieron al público, no así las de las de Rioverde, Muisne y Eloy Alfaro, que permanecen cerradas al público hasta el momento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (3)